En Colombia la Policía investiga la posible relación entre tres suicidios de jóvenes y el llamado juego suicida o de ‘La Ballena Azul’, que toma fuerza en internet. Los investigadores trabajan en la identificación de las redes ilegales que promueven esta práctica en las redes sociales en varios países, entre ellos Rusia, México, Brasil y Colombia.

“Existen perfiles en redes sociales , particularmente en Facebook y otros en Twitter, en los cuales se vienen proponiendo una serie de retos en los cuales debe la persona que empieza a jugarlo documentar las pruebas que allí le exigen”, comenta Fredy Bautista, jefe de la Unidad contra Delitos Informáticos de la Policía de Colombia.

Al final, hay un reto que sobrepasa todos los límites.

El grupo que lidera este policía pasó de combatir la delincuencia en las calles a la guerra contra los criminales en las redes. Su prioridad por estos días es ubicar y neutralizar a las personas que promueven el macabro juego.

La situación está llegando a niveles alarmantes. En Colombia hay 3 casos de suicidios registrados en los últimos 2 meses, en los que, según información entregada a las autoridades por familiares, amigos y profesores de los jóvenes fallecidos, habrían estado cumpliendo retos extraños como los establecidos en ‘La Ballena Azul’.

“En concreto podemos decir que hemos identificado mas de 6 grupos, 4 de ellos que están siendo objeto de verificación, 2 que han sido bloqueados ya por Facebook. Algunos de ellos porque el contenido viola las políticas de la red social en la medida en que generan incitación al odio, incitación a delitos como el mismo suicidio”, afirma Bautista.

La Policía ha lanzado campañas en redes sociales para ayudar a jóvenes y orientar a sus padres en la prevención del mal uso de internet.

“La principal recomendación es no dejar solos, en ese ejercicio de la navegación en la internet, a nuestros niños, niñas y adolescentes. Debemos estar en permanente comunicación, una comunicación fluida y asertiva, un diálogo constructivo que permita enriquecer tanto las capacidades de los niños como las competencia de los adultos”, dice el coronel Henry Quintero, jefe de Protección de Infancia y Adolescencia de la Policía de Colombia.

Según los expertos los administradores de estos juegos suicidas identifican a niños y jóvenes con problemas afectivos.

“Tristemente encontramos hoy que los niños permanecen mas conectados con internet que con su unidad familiar, mas conectados con el celular que con sus hermanitos o sus amigos”, señala Quintero.

Los investigadores colombianos han recibido reportes de sus colegas de Brasil y de México sobre la expansión del juego de ‘La Ballena Azul’ en esos países

La Policía colombiana trabaja de manera conjunta con la oficina para el combate del cibercrimen de la Interpol en Singapur, para tratar de identificar a la red que estaría detrás de estos juegos ilegales.

FUENTE