Loading...

Madonna se presentó en Nueva York para conmemorar los 50 años de los Disturbios de Stonewell, pero de su aparición lo que más llamó la atención fue el estrambótico tamaño de su trasero. La cantante compartió con toda la comunidad gay reunida en el Stonewall Inn, pero el desconcierto de su nueva apariencia física ha podido borrar cualquier emoción que muchos pudieron sentir al verla.

La cantante se presentó, después, con una minifalda con la que dejó al aire sus glúteos y muchos siguen sin poder creer qué es lo que vieron esa noche. Sin embargo, también es verdad que la intérprete compartió el escenario junto a su hijo David Blanda.

 

View this post on Instagram

 

Looks like @madonna bringing in the new year with something new 👀. #madonna #arianagrande

A post shared by AllNewsInc (@allnewsinc) on

“Quiero decir que nunca he actuado en un escenario tan pequeño”, dijo la reina del Pop, para luego agregar que dicho recinto fue  el lugar donde comenzó el Orgullo, el legendario Stonewall Inn. “Nos reunimos esta noche para celebrar los 50 años de revolución”, indicó. Durante su Madonna reafirmó su compromiso con la comunidad LGBTI.

Pero aunque muchos apreciaron su presencia, palabras y apoyo, es verdad que su colita se robó todo el show.

Así han reaccionado algunos usuarios de Twitter ante las nuevas “pompas”  de la cantante.

Fuente