Como Cruella de Vil, la protagonista de “101 dálmatas”, pero en la vida real. Una anciana estadounidense fue detenida por hacerse tapados con la piel de los gatos de sus vecinos. El insólito caso ocurrió en Waco, Estados Unidos. La mujer, una ex diseñadora de modas de 85 años cuyo nombre no trascendió, está detenida y puede pasar un año y medio en la cárcel.

Las sospechas empezaron a recaer sobre ella después de que varios gatos del barrio desaparecieran misteriosamente. Y, al poco tiempo, los vecinos vieron a la mujer con particulares abrigos de piel, en los que algunos de ellos creyeron reconocer el pelaje de sus gatos. La mujer negó las acusaciones al principio, pero tuvo que terminar admitiéndolas cuando un detective que contrataron los propios vecinos la filmó capturando a un gato.

FUENTE