Loading...

image

 

Ya no son ni las manchas de sol, ni las arrugas; hoy día las mujeres tienen una nueva obsesión con la piel. La nueva fijación de belleza es con el tamaño de nuestros poros. Según una nueva investigación de la marca L’Oréal Paris, llevada a cabo entre más de 2,000 mujeres en los Estados Unidos, cerca de la mitad de las encuestadas desearía poder cambiar el tamaño de sus poros, y casi una de cada tres mujeres está más preocupada por el tamaño de sus poros que por las arrugas.

Esta obsesión incluso ha llevado a los dermatólogos a acuñar el término “porexia” para nombrar a quienes sienten neurosis debido a sus poros.

Para las mujeres latinas, el tamaño sí importa

Al menos cuando se trata de poros, el tamaño sí importa. Mientras más grandes, peor. Casi cuatro de cada diez mujeres (38 por ciento) sienten que sus poros son muy grandes; esta cifra aumenta a casi 50 por ciento entre las mujeres latinas.

Y como con todo lo que tenga que ver con belleza y vernos bien, cerca de la mitad de las encuestadas renunciaría a algo a cambio de tener poros más pequeños. Un grupo dejaría el alcohol hasta por un año con tal de no ver sus poros, mientras otro se olvidaría de las redes sociales por el mismo período de tiempo; y las más radicales -11 por ciento- estaría dispuesta a no afeitarse las piernas.

Nada es como se ve

¿Recuerdas esas fotos en la cuenta de Instagram de tu amiga en la que lucía con una piel tersa como la de bebé? Seguramente usó un filtro. Casi dos de cada diez mujeres admitió haber editado o usado filtros en sus fotos antes de publicarlas en las redes sociales para ocultar sus imperfecciones de la piel.

Y las selfies, no siempre resultan ser tan cool. Más chicas de las que imaginas evitan tomarse una de estas fotos porque se sienten cohibidas por el tamaño de sus poros.

Según el estudio, esta insistencia con los pequeños orificios de la piel comienza en la juventud. La edad promedio es entre 15 y 20 años. Pero lo peor de todo es que más de la mitad de los hombres dijeron que nunca se han fijado en los poros en el rostro de una mujer.

El adulto promedio tiene cinco millones de poros en su cuerpo, de los cuales 20,000 aproximadamente están en el rostro. Aunque molestosos, los poros son de vital importancia ya que permiten que la piel respire y ayudan al cuerpo a eliminar la grasa y las toxinas.

Fuente: Imujer