La también conocida gelatina al día de hoy se sintetiza en polvo y se adquiere su principal elemento el cual es el colágeno, vital para los tejidos conectivos del cuerpo.

Por su parte, la leche posee propiedades beneficiosas para la piel por la aportación en hidratos de carbono, proteínas y grasas que favorecen la hidratación cutánea y de hecho es ampliamente usada en la industria de jabones y cremas.

Como parte de un tratamiento rápido y eficaz como en ocasiones se requiere, te explicamos como hacer esta fabuloso mascarilla para tu rostro que exige atención constante.


Para eso solo vas a necesitar 150 gramos de grenetina o gelatina incolora y 3 cucharadas pequeñas de leche líquida.

Mezcla estos dos elementos en un pequeño recipiente que puedas usar en el microondas, luego calienta durante apenas 9 segundos, retira y aplica tibio en las zonas de tu cara donde consideres pertinente, haciendo foco en los puntos negros, deja que seque y retira con los dedos pasados varios minutos, luego enjuaga con abundante agua.

En pro de la conservación de la piel y la suave tez que se desea, te conviene saber cómo usar el arroz de aliado contra esos molestos puntos negros.

Después de realizar esta mascarilla refresca tú rostro con este tónico natural libre de alcohol,¡solo con arroz!.

Toma una taza y llénala por la mitad de arroz y deja reposar en agua durante todo un día, esto dejará el agua tintada de blanco, de la cual puedes retirar el arroz, de modo que resulte un tónico blanquecino que aplicarás por las noches. Emplea este tónico facial «casero y mágico» con ayuda de una esponja.

Fuente