El pie de atleta no atenta realmente contra nuestra salud, pero es preferible no tenerlo al ser un signo de higiene inadecuada en nuestra piel. Afortunadamente para nosotros, el pie de atleta puede ser atendido rápidamente con remedios caseros como los siguientes.

Vinagre

Según un artículo del portal Mejor Con Salud, los baños de vinagre son uno de los remedios caseros más populares para el pie de atleta. Aunque se le han atribuido propiedades antibacterianas, todavía es incierta su eficacia particular contra el pie de atleta.

De todos modos, los baños de vinagre son un remedio cuyo uso moderado es capaz de calmar los síntomas de la comezón, uno de los síntomas del pie de atleta.

Sal

Otro remedio que puede servirte para acabar con el pie de atleta es la sal. Al igual que el vinagre, la sal se usa como un baño en el cual debes sumergir tus pies por unos 15 o 20 minutos por un periodo de 15 días.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio se ha usado como ingrediente para problemas relacionados con los hongos de los pies, ejemplo de esto es que el bicarbonato ha sido señalado como un ingrediente que evita la actividad fúngica cuando se usa sobre la piel.

A pesar de lo anterior, faltan investigaciones que respalden este hecho, por lo que te aconsejamos hacer uso del bicarbonato con mucha cautela y sin tener muchas expectativas.

Jugo de cebolla

La cebolla tiene propiedades antifúngicas que tendrían un efecto positivo sobre el pie de atleta. Así como el ajo, la cebolla sería muy útil de usar cuando se trata de enfermedades fúngicas, como las que causan los dermatofitos. No obstante, falta evidencia que certifique este hecho.

Como su nombre sugiere, el pie de atleta es más común en los deportistas que en otras personas, aunque todos podemos tenerlo en algún momento. Siendo así, estos remedios caseros pueden ayudarte a devolverle la salud a tu piel.

Fuente