image

 

Los dos sospechosos del ataque a la revista francesa Charlie Hebdo habrían muerto luego de que efectivos dispararan a la imprenta en la zona industrial de la localidad de Dammartin-en-Goele donde éstos se encontraban atrincherados con al menos un rehén, informan medios en ese país.

Las autoridades indicaron que la persona que se encontraba cautiva con los hermanos Said y Chérif Kouachi, se encuentra a salvo. Luego de varias explosiones y disparos, agentes de la unidad especial de intervención de la Gendarmería (GIGN) lograron ingresar a la estructura. Militares y varios helicópteros reforzaron las labores de búsqueda.

Citando medios franceses, la agencia de noticias Efe informó que al menos una decena de ciudadanos que estaban retenidos en un supermercado judío en París han salido corriendo del lugar después de que las fuerzas de seguridad lanzaran una operación para liberarlas. Cuatro de los cautivos habrían muerto en el operativo, reportó Sky News. Este era la segunda crisis de rehenes que manejaban las autoridades este viernes como secuela del atentado terrorista en París que dejó 12 muertos, entre éstos cuatro empleados del semanario satírico.

Según la televisión BFMTV, podría haber heridos entre los secuestrados por Amedy Coulibaly, de 32 años, el presunto autor también del asesinato de una policía municipal ayer en el sur de París.

Coulibaly habría fallecido en la operación. Más de 88,000 efectivos habían sido movilizados en todo el país para capturar a los prófugos. El jueves, la cacería se concentró en las proximidades de Villers Cotterêts, en la región de Picardía, al noreste de París del país. Las fuerzas de seguridad extendieron el nivel de alerta máxima en la región.

Fuente