Republicanos dan mala noticia sobre nuevo paquete de estímulo

Las familias que enfrentan problemas por la crisis económica que ha desatado la pandemia de coronavirus en Estados Unidos deberán esperar más para una nueva ayuda, ya que este jueves se tenía previsto que el senador Mitch McConnell (Kentucky) diera a conocer el proyecto de ley de alivio, pero lo pospuso para la siguiente semana.

La decisión se tomó a pesar de la urgencia de aprobar el estímulo, ya que esta semana termina la entrega de $600 dólares extra al seguro de desempleo.

“La Administración (Trump) ha solicitado tiempo adicional para revisar los detalles, pero presentaremos la propuesta a principios de la próxima semana”, aseguró McConnell. “En principio tenemos un acuerdo sobre la estructura del paquete”.

El Partido Republicano esperaba revelar una legislación este jueves, pero después de una reunión a puerta cerrada, la senadora Deb Fischer dijo a los periodistas que eso no ocurriría, lo cual fue confirmado por McConnell. Se esperaba que fuera el lunes, pero Fischer dice que “cualquier día”.

El nuevo plan enfocará recursos a escuelas, pero estará condicionado a la reapertura de planteles; también se contempla una ayuda extra directa a familias similar a los $1,200 dólares de la Ley CARES, aunque no se ha revelado el monto ni quiénes serían elegibles, ya que un primer proyecto reveló que estaría limitado a personas que ganan máximo $40,000 dólares anuales.

Este jueves, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, reconoció el presidente Trump aceptó que se retirara del plan su propuesta de descuento al impuesto sobre la nómina, el cual sería retomado en otras reformas.

“No estará en la ley base”, admitió Mnuchin en entrevista en CNBC. “Permítanme ser claro: creemos que la reducción de impuestos sobre la nómina es una muy buena política en favor del crecimiento, pero el enfoque del presidente es que quiere poner dinero en los bolsillos de las personas ahora”.

Agregó que el mandatario consideraba más urgente el envío de recursos a las familias, por lo que sorprendió el retraso de presentación de la ley para que fuera discutida con los demócratas.

“La prioridad del presidente es asegurarse de que enviemos pagos directos rápidamente para que en agosto la gente obtenga más dinero”, aseguró Mnuchin.

Presión demócrata

Los líderes demócratas en el Congreso, la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (California), y líder de la minoría en el Senado, Charles Schumer (Nueva York), criticaron la poca premura de los republicanos para enviar su plan, cuando existe una propuesta por $3 billones de dólares lista para discusión, en referencia a la Ley HEROES.

Pelosi incluso consideró que el proyecto demócrata convenía al presidente Trump, debido a su amplitud, al incluir fondos para armar un plan estratégico de rastreo de casos de COVID-19 y tratamientos, así como recursos para la difusión de medidas de cuidado, incluidas las máscaras.

“Lo que tenemos en la Ley HEROES fue un obsequio para ellos”, dijo Pelosi en una conferencia de prensa del Capitolio.

Schumer recordó que el país vive el mayor desafío económico en 75 años y recriminó el retraso de los republicanos.

“Los demócratas del Senado hemos esperado durante meses a que nuestros colegas republicanos en el Senado tomen en serio otra ronda de ayuda de emergencia para el pueblo estadounidense”, criticó Schumer.

El demócrata calificó de desorganizados a sus contrapartes, debido a que hay una división sobre el plan de $1 billón de dólares.

“Nuestros colegas republicanos han estado tan divididos, tan desorganizados y tan poco preparados que han tenido dificultades para redactar una propuesta partidista”, lamentó el senador demócrata.

Aunque dijo desconocer el plan, las versiones públicas en medio de las negociaciones con la Casa Blanca marcan menores ayudas que la Ley CARES y el plan demócrata aprobado en la Cámara en mayo.

“Por lo que sabemos, no incluirá asistencia de alquiler ni extenderá la moratoria sobre los desalojos que mantiene a decenas de millones de estadounidenses en vilo”, dijo Schumer. “No proporcionará pago de riesgos a nuestros trabajadores esenciales, que han estado arriesgando sus vidas y las de sus familias desde que comenzó esta crisis”.

Fuente

Partido Republicano entra en pánico tras el extraño día en campaña de Trump

Partido Republicano entra en pánico tras el extraño día en campaña de Trump-rACCOON kNOWS

Los republicanos reaccionaron con consternación el miércoles tras ver cómo la campaña de Donald Trump descendía en el caos.

El intento de Trump de llegar a la Casa Blanca cayó en una incertidumbre sin precedentes a solo 97 días de la elección, luego de que inclusive altos funcionarios de su equipo de campaña se mostraron frustrados tras uno de los días más extraños en términos políticos.

Una fuente del partido republicano dijo a Dana Bash de CNN que el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, está furioso luego de que Trump se negó públicamente a apoyar al presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan en la búsqueda de la reelección. Priebus y Ryan, ambos de Wisconsin, son muy cercanos. La negativa de Trump fue tomada como «personal» por el presidente del partido, dijo la fuente, ya que él ha tenido que soportar todo tipo de críticas debido a Trump.

Priebus ha sido el principal punto de contacto entre Trump y el Partido Republicano, organización en la cual el multimillonario se está apoyando debido a que él no tiene la infraestructura de un candidato político convencional.

Priebus, que según la fuente está muy enojado por el comportamiento de Trump, ha expresado su decepción y frustración a varios de los principales integrantes de la campaña de Trump.

El compañero de fórmula de Trump, Mike Pence, en tanto, contradijo a Trump en una entrevista con Fox News y reveló que le pidió al multimillonario que apoyara a Ryan.

«Apoyo fuertemente a Paul Ryan, apoyo su reelección. Él ha sido amigo por mucho tiempo y un fuerte líder conservador», dijo Pence a Fox News.

La fuente del Partido Republicano insistió en que no hay un movimiento tras bambalinas buscando una posible renuncia de Trump a la candidatura, algo que no tendría precedente en la historia política estadounidense reciente. Pero la fuente resaltó que si el multimillonario se retira de la contienda antes del 1 de septiembre, sería teóricamente posible que el Partido Republicano presentara a un aspirante que podría estar en boletas en los suficientes estados para alcanzar los 270 votos electorales necesarios y ganar la presidencia.

Washington todavía intenta procesar lo que ocurrió en uno de los días más extraños  en la historia política reciente, en el cual el presidente Barack Obama dijo que Trump no está apto para ser presidente, y el abanderado republicano declaró la guerra contra su propio partido al negarse a apoyar a Ryan y al senador por Arizona John McCain, quien no tiene fácil su intento de reelección.

Tras reflexionar sobre el estilo político de ‘no tomar prisioneros’ de Trump, Ari Fleischer, exvocero del expresidente George W. Bush, dijo que hay una sensación de desconcierto en el mundo político.

«Él es tan bueno en el contragolpe que se está noqueando a sí mismo», dijo Fleischer a CNN. «Si se enfoca en Hillary, si se enfoca en la economía, si habla sobre Obama y que no queremos un tercer término (demócrata), él puede ganar la elección. Él se está causando daño a sí mismo y está dañando la causa».

Una fuente republicana dijo a CNN el martes que, luego de los comentarios de Trump, algunos de los funcionarios de su equipo, incluido el jefe de campaña Paul Manaford, «sienten como que están perdiendo su tiempo».

Pero Manafort insistió a CNN el miércoles que eso no es cierto y que hay frustración pero con los medios.

«Francamente la frustación que tenemos es con todos ustedes», dijo durante una entrevista telefónica, «porque no están cubriendo nuestro lado de la campaña. Esa es nuestra frustración. Entendemos que se quieren enfocar en algunos de los asuntos contra nosotros, pero la realidad es que no pensamos que están dando un trato equitativo al otro bando».

Sin embargo, dos fuentes dijeron que Priebus ha hablado con Trump en varias ocasiones en días recientes, haciéndole saber el descontento que hay en el partido y entre los donantes.

A Trump se le ha dicho que está perdiendo el apoyo dentro del partido y que los ya escépticos donantes «van rumbo a las salidas» o le están diciendo al equipo de campaña que no pueden contar con la campaña progrese de forma seria al considerar que el aspirante republicano luce demasiado tóxico.

FUENTE

Trump dice que EE.UU. será «más grande, mejor y más fuerte»

dONALD-tRUMP-Republicanos-Convencion-Raccoon Knows

Donald Trump pronunció el discurso más importante en su carrera a la Casa Blanca, el momento de mayor presión a nivel nacional en EE.UU., al aceptar la candidatura republicana. Durante más de una hora, trató los temas centrales de su campaña: mayor seguridad, cambio en las política migratoria, de salud y de comercio, y una aguda crítica a Hillary Clinton.

Trump, cuya impredecible campaña ha roto todas las reglas de la política, caracterizó a EE.UU. como una nación rota que solo él puede arreglar.

«Nadie conoce el sistema mejor que yo, por lo que solo yo puedo arreglarlo», dijo Trump. «Mi mensaje es que las cosas tienen que cambiar, y tienen que cambiar en este momento», dijo.

«Tengo un mensaje para todos ustedes: el crimen y la violencia que hoy afectan a nuestra nación pronto terminará», agregó. «Empezando el 20 de enero de 2017, la seguridad será restaurada».

Ivanka Trump presentó a su padre en la noche más importante de su vida política.

«Durante más de un año, Donald Trump ha sido el campeón de la gente y esta noche, es el candidato de la gente», dijo la hija del magnate. «Este es el momento y Donald Trump es la persona que hará a Estados Unidos grande otra vez».

Hillary, el blanco

En su discurso, Trump culpó a Hillary Clinton —a quien se refirió casi siempre como «mi contrincante»— por «su mal instinto y mal juicio».

«El legado de Hillary Clinton es muerte, destrucción, terrorismo y debilidad», dijo y aseguró que con ella «ISIS estará en todas partes».

«Estados Unidos es mucho menos seguro —y el mundo es mucho menos estable— que cuando Obama tomó la decisión de poner a Hillary Clinton a cargo de la política exterior de EE.UU.», dijo.

«Vamos a derrotar a los bárbaros de ISIS y lo vamos a hacer rápidamente», prometió.

Tras referirse a los recientes ataques terroristas, incluyendo el de Orlando en un bar gay, dijo: «Como presidente haré todo lo posible para proteger a la comunidad LGBT».

Además, dijo que Clinton quiere abolir la Segunda Enmienda, que establece el derecho de los estadounidenses a portar armas. Trump aseguró que protegerá ese derecho.

Clinton respondió durante el discurso con un tuit: «Somos mejor que esto».

«Vamos a construir un muro»

Sobre los indocumentados, Trump dice que se van a cumplir las leyes, que serán considerados, pero primero lo serán con los americanos. «Tendremos un sistema de inmigración que funcione para Estados Unidos», manifestó. Y agregó: «Vamos a construir un muro, vamos a frenar la violencia».

«Vamos a construir un gran muro para detener la entrada de la inmigración ilegal, la violencia y las drogas en nuestras comunidades», dijo.

El reto de Trump tras la Convención

La Convención Nacional Republicana estuvo dominada por inesperados escándalos por el plagio del discurso de su esposa y por la forma en que la campaña manejó ese episodio, así como elsorpresivo discurso de Ted Cruz el miércoles en que se negó a respaldar a Trump y en el que motivó a los estadounidenses a votar según su propia conciencia. El discurso de Cruz expuso las profundas divisiones que siguen en el partido tras una fraccionada primaria.

Pero más allá del drama en Cleveland, Trump enfrenta un mayor reto a largo plazo: construir un mensaje que pueda calmar las preocupaciones entre muchas mujeres independientes mientras pueda seguir apelando a los hombres blancos que están molestos por la dirección del país.

Trump aún debe mostrar cómo puede llegarle a una audiencia electoral más amplia, particularmente a las mujeres, probando que sería un comandante en jefe confiable.

Eso deja a Trump con una obligación de maniobra de cara a la elección de noviembre: un balance entre cuánto tiempo y energía gastar en criticar a Clinton frente al que use para presentarse de forma positiva.

Sus declaraciones fueron vistas con atención a nivel internacional, en donde hay significativa preocupación por el prospecto de una presidencia de Trump, exacerbadas por la entrevista del miércoles en el New York Times en la que puso en duda las garantías de seguridad de la OTAN.

El discurso también le da a Trump la posibilidad de establecer la narrativa saliendo de una convención que ha sido vista como caótica y que podría terminar con preguntas sin respuesta sobre la unidad del Partido Republicano y la capacidad de Trump de atraer un público amplio.

Donald Trump es oficialmente el candidato republicano a la presidencia de EE.UU.

Donald-Trump-Republicanos-Raccoon Knows

Donald-Trump-Republicanos-Raccoon Knows

Donald Trump consiguió de manera oficial el numero de delgados para ser el candidato del Partido Republicano es tras la votación este martes en la segunda jornada de la Convención Nacional Republicana.

Trump consiguió en mayo el número requerido de delegados durante las primarias y asambleas partidistas tras derrotar a Ted Cruz y antes a otros 16 aspirantes durante la contienda republicana y este martes se ratificaron esos delegados para asegurar la candidatura: 1.237.

Trump celebró en Twitter y dijo que es un honor. «Es un honor ser el candidato republicano. ¡Trabajaré duro y nunca los defraudaré!»

Más tarde en la noche, emitieron un mensaje de Trump, en el que dijo: «Vamos a traer verdadero liderazgo a Washington”. Y añadió: «Juntos hemos llegado a unos resultados históricos» dijo Donald Trump en su primer mensaje como el candidato oficial del Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos.

Su hijo Donald Trump Jr. fue el encargado de hacer el anuncio tras el conteo de los delegados de Nueva York.

La multitud en Cleveland celebró con la canción «New York, New York» de Frank Sinatra al fondo.

Los esfuerzos de algunos —como el de la campaña #NeverTrump— para impedir la nominación de Trump, fueron infructuosos.

El jueves dará el discurso de aceptación de la candidatura.

La segunda jornada en la convención ha estado marcada por la polémica del plagio del discurso de Melania Trump el lunes de un discurso pronunciado por Michelle Obama en 2008 en la Convención Demócrata. CNN supo que la campaña de Trump no despedirá a nadie por el hecho y que intenta dejar atrás la controversia.

La campaña de Trump ha estado caracterizada por la controversia, en especial por sus polémicas declaraciones sobre migrantes mexicanos, musulmanes, refugiados sirios, medios de comunicación y personas con discapacidad.

Trump se enfrentará en noviembre presuntamente con Hillary Clinton, virtual candidata demócrata, quien ya cuenta con el apoyo de su rival durante las primarias, Bernie Sanders.

FUENTE

Donald Trump: «Declararé la guerra a ISIS, enviaré muy pocas tropas»

Donald Trump-Republicanos-Politica-EE.UU-Raccoon Knows

Donald Trump dijo que le declarará la guerra a ISIS y que enviaría «muy pocas» tropas estadounidense a Medio Oriente para combatir la organización terrorista, en su primera entrevista junto a su nuevo compañero de fórmula, el gobernador de Indiana, Mike Pence.

«Vamos a declarar la guerra a ISIS. Tenemos que acabar con ISIS», dijo Trump en una entrevista con 60 Minutos, de CBS.

 «Voy a enviar muy pocas tropas al terreno. Vamos a tener una inteligencia increíble, que es lo que necesitamos, que en estos momentos no tenemos», dijo.

La primera entrevista a Trump y Pence juntos se produjo a un día del inicio de la Convención Nacional Republicana en Cleveland, en la que los dos resultarán nominados para hacer frente a Hillary Clinton en las elecciones generales.

Trump tuiteó el domingo: «estamos INTENTANDO luchar contra ISIS, y ahora nuestra propia gente está matando a nuestra policía. Nuestro país está dividido y fuera de control. El mundo está observando», dijo, en referencia al último tiroteo en Baton Rouge, Louisiana, en el que murieron tres policías.

Trump también culpó de la escalada de ISIS a Clinton, quien fue secretaria de Estado del presidente Barack Obama durante sus primeros cuatro años en el cargo.

«Hillary Clinton inventó ISIS con sus estúpidas políticas. Ella es responsable de ISIS», dijo Trump

FUENTE

 

Dos Hijos de Donald Trump olvidan registro para votar en Nueva York

Hijos de donald Trump-RACCOON KNOWS

Dos hijos del precandidato republicano a la Casa Blanca Donald Trump no podrán votar por él en las primarias de Nueva York al no haberse registrado a tiempo, anunció el lunes el propio precandidato.

En una entrevista con Fox News, Trump explicó que sus hijos Ivanka y Eric no conocían las normas e incumplieron el plazo límite para inscribirse.

Se sienten muy culpables. Pero no pasa nada, quiero decir, lo entiendo”, aseguró el magnate.

El estado de Nueva York celebra primarias de tipo cerrado, por lo que sólo permite a los votantes registrados con un partido participar en las votaciones.

Los electores no registrados hasta ahora tenían de plazo hasta el pasado marzo para inscribirse de cara a las primarias del próximo 19 de abril, mientras que los que desearan cambiar de partido tenían que hacerlo antes del pasado octubre.

Los dos hijos de Trump, en un comunicado enviado a los medios, destacaron que Nueva York es uno de los estados con los plazos más duros para sus primarias y admitieron que no llegaron a tiempo para cambiar su inscripción el pasado octubre.

Eric y yo apoyamos totalmente a nuestro padre y esperamos votar por él en noviembre”, dijo Ivanka Trump en referencia a las elecciones presidenciales.

FUENTE

Agentes del Servicio Secreto protegen a Donald Trump en acto de campaña (Video)

Attempted attack on Donald Trump at Dayton Ohio March 12-RACCOON KNOWS

Agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos tuvieron que rodear rápidamente al aspirante presidencial republicano, Donald Trump, cuando un hombre trató de acercarse al magnate en un confuso incidente registrado en Dayton, Ohio.

«Un hombre trató de romper la franja de seguridad y fue sacado rápida y profesionalmente (del lugar)», dijo la  vocera de Trump, Hope Hicks, quien remitió a la prensa para cualquier otro detalle al Servicio Secreto de Estados Unidos.

El aspirante republicano hablaba vehementemente a sus seguidores en el aeropuerto de Dayton cuando el hombre se acercó al escenario, aparentemente para enfrentarlo.

Trump fue alertado por sus simpatizantes de la presencia de esa persona.

El precandidato se dio cuenta de que algo pasaba y se alejó del podio desde el que hablaba, volteó rápidamente hacia su derecha, para ser resguardado por cuatro agentes del Servicio Secreto, quienes lo rodearon por unos segundos, hasta que el hombre fue controlado y retirado del lugar.

Trump estaba visiblemente sorprendido, pero agradeció a la multitud que lo vitoreaba por advertirle.

«Estaba listo para él, pero es mucho más fácil cuando la policía lo hace», dijo el aspirante republicano.

El alguacil del condado de Montgomery, Phil Plummer, identificó al manifestante como Thomas DiMassimo, de 32 años. Fue acusado de conducta desordenada e inducir al pánico, y según las autoridades, estaba detenido en la cárcel del condado de Montgomery.

El incidente del sábado es el más reciente en los eventos de campaña del precandidato.

Trump denunció que las protestas que llevaron a cancelar una concentración prevista la noche anterior en Chicago fueron «un ataque planeado» que fue llevado a cabo «profesionalmente».

El viernes, partidarios y detractores del magnate se enfrentaron en Chicago después de que la campaña canceló el evento.

Este tipo de enfrentamientos se han vuelto cada vez más acalorados.

FUENTE

Donald Trump defiende el tamaño de su pene durante debate republicano

Trump-debate-republicano-RACCOON KNOWS

Donald Trump aseguró a los votantes estadounidenses la noche del jueves que a pesar de lo que ha sugerido Marco Rubio, «no hay problema» con el tamaño de sus manos -o cualquier otra cosa.

«Fíjense en las manos, ¿son manos pequeñas?», preguntó a la audiencia el principal candidato a la nominación presidencial republicana mientras levantaba sus manos. «Él se refirió a mis manos como un. ‘si son pequeñas, algo más debe ser pequeño’. Te garantizo que no hay problema con eso. Te lo garantizo», aseguró Trump.

Rubio en los últimos días revivió un viejo insulto de décadas de antigüedad, burlándose de Trump por tener manos relativamente pequeñas.

«Él siempre me está llamando ‘pequeño Marco’. Voy a admitir que es más alto que yo. Él es como de 1.86 metros, por lo que no entiendo por qué sus manos son del tamaño de una persona de 1.58 metros», dijo Rubio en Virginia el domingo. «¿Y saben lo que dicen de los hombres con manos pequeñas? No se puede confiar en ellos».

El multimillonario de Nueva York ha escuchado comentarios similares sobre sus manos o, más precisamente, sobre sus dedos, por años.

Por ejemplo de Graydon Carter de Vanity Fair quien recordó el año pasado: «Solo para volverlo un poco loco, me puse a referirme a él como ‘el vulgar de los dedos cortos’ en la página de la revista Spy. Eso fue hace más de un cuarto de siglo».

FUENTE

Rubio y Cruz arremeten contra Trump en debate republicano

Rubio y Cruz arremeten contra Trump en debate republicano

Rubio y Cruz arremeten contra Trump en debate republicano

PHOENIX, Arizona, EE.UU. Con numerosas interrupciones y acalorados ataques, los aspirantes republicanos a la presidencia de Estados Unidos Marco Rubio y Ted Cruz sacaron los guantes contra el empresario Donald Trump durante un debate presidencial en Houston.

Durante los primeros minutos del debate, Rubio acusó a Trump de haber pagado multas por contratar a mano de obra “ilegal” — utilizando un término repudiado por grupos proinmigración para referirse a migrantes sin permiso de residencia.

Trump, un multimillonario empresario conocido por su estilo informal para debatir, se defendió de inmediato interrumpiendo al senador por Florida.

“Soy el único en este escenario que ha contratado personas,“ dijo Trump. Rubio no abandonó su argumento y siguió insistiendo.

En su turno de palabra, el senador por Texas Ted Cruz reforzó las acusaciones de su rival para la nominación republicana.

“Un tribunal federal declaró que Trump era culpable de contratar gente ilegalmente y tuvo que pagar una multa de un millón de dólares” dijo Cruz.

Esta fue la primera vez en casi una decena de debates en que ambos senadores, hijos de inmigrantes cubanos, aprovecharon todas sus oportunidades para arremeter contra el magnate inmobiliario, que lidera la contienda.

El debate televisado por primera vez a una audiencia hispanohablante por Telemundo en alianza con CNN, llega a escasos días de las primarias del Súper Martes, el próximo 1 de marzo, fecha clave en la que votarán 11 estados.

“Rubio llegó preparado para ir contra Trump”, dijo Stephen Nuño, analista político del Departamento de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad del Norte de Arizona. “Este fue el primer debate en que todos sabían que tenían que atacar a Trump o no lograrán ganar después del martes”.

Ninguno de los tres principales aspirantes a convertirse en el candidato republicano a la presidencia modificó sus posturas contra la inmigración ilegal pese a tener ante sí una audiencia latina y estar en Texas, un estado con un 19% de hispanos, apuntó Nuño.

De hecho todos se centraron en demostrar quién es el más duro contra la inmigración ilegal.

Rubio aseguró que si sale elegido una de sus primeras acciones será rescindir la orden ejecutiva del presidente Barack Obama, conocida como DACA, que da protección temporal contra la deportación a los jóvenes que llegaron ilegalmente al país cuando eran menores de edad.

“Es una orden ejecutiva que contraviene a la Constitución”, dijo Rubio. “Por más compasivos que seamos no podemos contravenir la constitución de Estados Unidos”, agregó.

Tanto Rubio y Cruz como Trump, están en contra de un plan para legalizar la situación de los migrantes que no tienen los papeles en orden. Trump promueve construir un muro en la frontera sur, que estaría financiado por México, además de la deportación inmediata de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que se estiman residen en el país.

Pero en este caso, señaló que habría oportunidad para que algunos “buenos” regresaran legalmente.

Cruz ha acusado a Rubio de cambiar de postura varias veces en el tema migratorio. En 2013 fue uno de los senadores que apoyó una propuesta federal bipartita que abría una vía a la ciudadanía para muchos migrantes sin estatus legal.

Rubio aseguró que su prioridad será asegurar la frontera y acusó a Cruz de haber respaldado la misma propuesta. En 2013, Cruz presentó una enmienda a la norma, pero su campaña ha asegurado que fue con el interés de socavarla.

El interés de los candidatos republicanos por adoptar posturas contundentes contra la inmigración irregular es fundamental para movilizar a su base principal de votantes, que son anglosajones y conservadores, explicó el analista político Rodolfo Espino, de la Universidad Estatal de Arizona.

En este caso los votantes latinos pasan a segundo plano, porque los candidatos necesitan ganar en distritos donde la mayoría de sus votantes son anglosajones, coincidió Nuño.

“El problema durante los últimos 15 años para los republicanos es que esa postura dura les hace más difícil atraer a los moderados y a los independientes”, agregó Nuño. “Siguen perdiendo el voto latino”.

A pesar de esto, todos los candidatos han asegurado que podrán lograr el apoyo de ese sector del electorado que tradicionalmente se inclina hacia el Partido Demócrata.

Trump, quien ha sido criticado por sus comentarios negativos hacia los inmigrantes mexicanos, dice tener muchos amigos en la comunidad hispana y celebró recientemente su triunfo en Nevada, donde dijo haber obtenido la mayoría del voto republicano latino. Según una encuesta salida habría logrado un 44% del voto latino.

En el debate, la periodista de Telemundo María Celeste Arrarás puso en duda esta afirmación del empresario argumentando que el dato procede de un sondeo a boca de urna de sólo cien votantes. Además citó una encuesta de su televisora que indicó que 3 de cada 4 latinos dicen tener una opinión negativa de Trump.

“No creo nada de lo que diga Telemundo, yo empleo a decenas de hispanos”, respondió Trump.

Durante el resto del debate, los candidatos siguieron intercambiando acusaciones e interrumpiéndose. Rubio acusó varias veces a Trump de repetirse hasta que los moderadores tuvieron que pedirle una pausa.

Pese a esto, algunos observadores políticos como Rodolfo Espino aseguran que el carisma y la retórica de Trump superaron a la de sus contendientes, enfatizando temas importantes para el electorado conservador como la economía.

El multimillonario magnate inmobiliario encabeza la contienda republicana y su éxito dependerá del número de delegados que logre en las próximas primarias. En este momento Trump tiene 82, Cruz 16, Rubio 6, mientras que John Kasich y Ben Carson cierran la lista con 4 respectivamente.

FUENTE

 

Asambleas de Iowa: Cruz supera a Trump y Clinton y Sanders quedan en empate

split-clinton-sanders-trump-republicanos-democratas-RACCOON KNOWS

El senador de Texas Ted Cruz ganó las asambleas republicanas de Iowa, mientras que en el lado demócrata, Hillary Clinton y Bernie Sanders quedan en virtual empate técnico.

En proyecciones de CNN, Cruz superó a Donald Trump y Marco Rubio quedó muy cerca en el tercer lugar.

Estas son las primeras elecciones internas de los dos partidos principales, el Demócrata y el Republicano.

Las asambleas de Iowa dejaron dos abandonos, uno a cada lado.El exgobernador de Maryland, Martin O’Malley, suspendió su campaña para la nominación demócrata, tras no sumar una votación significativa, lo mismo que el exgobernador de Arkansas, Mike Huckabee, del lado republicano.

Partido Republicano

Con cerca de 99% de los votos republicanos, Cruz se adelantó a Trump con 28% y 24% respectivamente, mientras que Marco Rubio logró un 23%, según proyecciones de CNN.

En Iowa hay 30 delegados en juego para el Partido Republicano.

Al adjudicarse la victoria, Cruz lanzó inmediatos ataques, tanto Trump como a las élites del partido que lo desprecian.

«Iowa ha enviado un aviso de que el candidato republicano y el próximo Presidente de Estados Unidos no serán elegidos por los medios de comunicación, no será elegido por el establishment de Washington», dijo Cruz.

Trump pronunció un breve pero amable discurso, diciendo que amaba Iowa y se comprometió a continuar la próxima semana para ganar las primarias de New Hampshire.

«Vamos a seguir para obtener la nominación republicana y vamos a seguir para vencer fácilmente a Hillary o a Bernie», dijo Trump a sus partidarios. «Hemos terminado segundos, y solo tengo que decir que estoy honrado».

Un exultante Marco Rubio fue el primer candidato en comparecer ante las cámaras para comentar los resultados.

«Este es el momento que dijeron que nunca sucedería. Durante meses, nos dijeron que teníamos ninguna posibilidad», dijo.

«Me dijeron que tenía que esperar mi turno. Pero esta noche, aquí en Iowa, la gente de este gran estado ha enviado un mensaje muy claro: después de siete años de Barack Obama, no esperaremos más para recuperar nuestro país».

Aunque ganar las asambleas de Iowa no asegura la nominación presidencial —de hecho los últimos ganadores en Iowa no han sido los candidatos republicanos a la presidencia en elecciones pasadas—, este resultado puede significar un revés en la campaña de Trump, que hasta el momento iba en constante ascenso.

Partido Demócrata

Del lado demócrata -con 44 delegados en juego-, con 95% de los votos escrutados, Clinton tiene un 50,1% y Sanders un 49,4%.

Con estas primarias arrancó oficialmente la carrera presidencial en Estados Unidos, que culminará en noviembre con la elección de un nuevo mandatario a la Casa Blanca.

Sin hacer mención de una victoria, Clinton dijo estar emocionada de «entrar al debate con Bernie Sanders».

Agregó que los demócratas deben estar «unidos contra un Partido Republicano que trata de dividirnos».

Ante una emocionada multitud al grito de «Bernie, Bernie», Sanders dijo que su campaña había hecho progresos impresionantes en un corto período de tiempo y llamó a una «revolución política».

«Hace nueve meses, llegamos a este hermoso estado, no teníamos ni organización política, no teníamos dinero, no éramos ni conocidos».

«Y esta noche,» dijo, «parece que estamos en un empate virtual».

El próximo 9 de febrero tendrán lugar las primarias de New Hamphire.

FUENTE

Trump propone matar a los familiares de los militantes de Estado Islámico

Donald-Trump-Raccoon Knows

Días después de proponer que se prohíba a los musulmanes entrar a Estados Unidos, Donald Trump habló de matar a los familiares de los militantes de Estado Islámico como una forma de combatir la amenaza yihadista.

Eso propuso el más polémico de los precandidatos del Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos durante el debate celebrado este martes en Las Vegas.

«Es una locura», le respondió el exgobernador de Florida y también candidato, Jeb Bush.

«Donald es muy bueno con los titulares, pero es el candidato del caos y sería el presidente del caos», había dicho Bush al inicio del debate.

Trump, por su parte, desdeñó las críticas de Bush diciendo que su campaña era un fracaso. «Ha sido un desastre total».

El debate del martes estuvo en gran parte dominado por las propuestas de política internacional y sobre todo, como enfrentar a Estado Islámico y resolver la guerra en Siria.

Las últimas semanas de la precampaña estuvieron dominadas por la propuesta de Trump de prohibir la entrada de musulmanes a EE.UU.

Y el asunto también estuvo presente en el debate de este martes, donde el magnate inmobiliario volvió a defender la propuesta diciendo que es un asunto de seguridad y no de religión.

«No podemos disociarnos de los musulmanes que aman la paz. Si nos hacemos eso a nosotros mismos, fracasaremos», insistió Bush.

La idea le valió a Trump críticas desde todo el mundo, la última la de la Premio Nobel de la Paz, Malala Yousafzai.

Trump también habló de cerrar partes de internet por ser la plataforma que EI usa para reclutar.

El empresario llegó al debate organizado por CNN como favorito en la mayoría de las encuestas.

Sin embargo, a siete semanas de la primera ronda de primarias en Iowa, el senador cubano-estadounidense Ted Cruz ha adelantado a Trump en algunas encuestas, precisamente en ese estado.

El tercero en la carrera por la candidatura presidencial conservadora es el neurocirujano retirado Ben Carson, seguido del también senador cubano-estadounidense Marco Rubio y Bush.

FUENTE

Donald Trump dice no se presentará como independiente

Donald-trump-republicanos-RACCOON KNOWS

Los aspirantes republicanos hablaron de varios temas relacionados con seguridad nacional en un debate en el que la amenaza de ISIS dominó parte de la conversación. Sin embargo, la noticia la dio Trump al anunciar que está comprometido con el Partido Republicano y que no se presentará como independiente si no resulta nominado.

Durante el debate, el senador por Texas Ted Cruz, quien repentinamente superó a Trump en Iowa, propuso suspender llegada por tres años de refugiados provenientes de países cuyos territorios sean controlados por ISIS o al Qaeda. Sobre el tema inmigratorio, Cruz dijo que «construiremos un muro que funcione y haremos que Donald Trump lo pague”.

Jeb Bush, por su parte, dijo que la propuesta de Trump de prohibir la entrada de musulmanes «no es seria» y calificó al magnate como «el candidato del caos».

En cuanto a la inmigración, Bush señaló que hay que asegurar la frontera: «tiene que ser más fácil entrar legalmente que ilegalmente».

Chris Christie manifestó que es necesaria la pausa en aceptar refugiados sirios «porque el Gobierno no tiene un plan eficiente para revisar su historial».

FUENTE

Esto pasó en el cuarto debate de los republicanos

debate-republicano-raccoon-knows

A medida que las primarias se acercan cada vez más, los candidatos sienten la presión de destacarse y demostrar su viabilidad electoral.

Cada candidato entró con distintos objetivos en mente. Jeb Bush necesitaba un desempeño que cambiara las reglas del juego. Marco Rubio y Ted Cruz querían mantener su impulso. Y Rand Paul quería ser parte de la acción.

Así es cómo les fue:

Marco Rubio

(Crédito: Scott Olson/Getty Images)

Una vez más, Rubio fue el maestro del debate… fue acertado en todo y ni una sola vez pareció ceder ante la presión.

El senador de Florida hábilmente incluyó su biografía personal como el hijo de padres inmigrantes en sus respuestas a casi todas las preguntas.

También mostró sus dotes en cuanto a la política exterior y aprovechó la oportunidad para establecer un contraste entre sí mismo y los puntos de vista menos convencionales y no intervencionistas de su oponente, el senador por Kentucky Rand Paul.

«Sé que Rand es un aislacionista comprometido», expresó Rubio, antes de ofrecer una refutación con destreza al cuestionamiento de Paul sobre cómo gastar miles de millones en el ejército de Estados Unidos era conservador.

«Ni siquiera podemos tener una economía si no estamos seguros», argumentó Rubio. «Sí, creo que el mundo… no creo, sé que el mundo es un lugar más seguro y mejor cuando Estados Unidos es la potencia militar más fuerte del mundo».

Como ocurrió con la mayoría de las respuestas de Rubio, el público rugió en señal de aprobación.

Mientras Ben Carson sí tuvo que responder a una pregunta sobre la controversia que ha girado en torno a su campaña en la última semana, Rubio no tuvo que abordar las tensas preguntas sobre sus finanzas, en especial el uso que le dio a una tarjeta de crédito del Partido Republicano para sus gastos personales.

Ted Cruz

(Crédito: Scott Olson/Getty Images)

El senador por Texas tuvo otro clásico desempeño de Cruz el martes por la noche, uno que podría servir para fomentar aún más su firme ascenso en las encuestas, al igual que el creciente coro de expertos que lo consideran como la eventual alternativa conservadora a cualquier candidato del ‘establishment’ que surja en una contienda de dos o tres personas.

El conservador activista atacó a los críticos que dicen que su posición de línea dura sobre la inmigración ilegal es «anti inmigrantes», y lo calificó de ser «ofensivo»; se mantuvo en un terreno medio mientras Rubio y Paul argumentaban por grados opuestos de la intervención estadounidense en conflictos de Oriente Medio; además, se expresó de acuerdo a su base al criticar a los republicanos moderados del ‘establishment’.

«Los demócratas se ríen… porque si los republicanos se unen a los demócratas como el partido de la amnistía, vamos a perder», dijo Cruz.

Cruz tuvo un inconveniente parecido a un momento memorable en un debate de 2011 cuando a Rick Perry se le olvidó el nombre de la tercera agencia que eliminaría. Cruz, con la intención de nombrar a cinco agencias federales que suprimiría, nombró solo a cuatro; mencionó dos veces al Departamento de Comercio, y dejó fuera de su lista al Departamento de Educación.

Ber Carson

(Crédito: Mark Wilson/Getty Images)

El neurocirujano retirado siguió haciendo lo que ha funcionado, al ofrecerle a los partidarios más muestras del mismo comportamiento reservado y apacible que lo ha llevado a superar a Trump.

El momento más notable de Carson fue uno que seguramente agradará a sus partidarios, quienes han estado devorando la forma en la que ha reprendido a los medios convencionales en el transcurso de más de una semana por las preguntas acerca de elementos cruciales de su biografía inspiradora.

«Muchas gracias por no preguntarme qué fue lo que dije en décimo grado», dijo Carson, lo que causó risa, cuando el moderador Neil Cavuto le preguntó acerca del impacto del escrutinio de los medios sobre su campaña.

«Deberíamos someter a investigación a todos los candidatos. Yo no tengo problema con ser investigado. Lo que sí es un problema para mí es que me mientan y luego hablen de eso como si fuera la verdad», proclamó Carson. «Las personas que me conocen saben que soy una persona honesta».

Su declaración de cierre también fue un cambio memorable respecto al desarrollo enérgico de la noche, y se produjo después de que Rubio y Cruz pregonaran los sitios web de su campaña. Carson suavemente demostró por qué se está conectando con las personas en su campaña.

«En las dos horas que ha durado este debate, cinco personas han muerto por causa de las drogas, 100 millones de dólares han sido agregados a nuestra deuda nacional, 200 bebés han sido asesinados por personas que practican el aborto y dos veteranos se han quitado la vida a causa de la desesperanza». «Esta es una narrativa que podemos cambiar, no nosotros los demócratas, no nosotros los republicanos, sino las personas de Estados Unidos, porque esta nación tiene algo especial. Debemos aceptarla, sentirnos orgullosos de ella y nunca soltarla por el bien de la corrección política».

Jeb Bush

(Crédito: Scott Olson/Getty Images)

El exgobernador de Florida mejoró, pero aún se vio eclipsado por la competencia.

Después de su desempeño en el debate del mes pasado que fue ampliamente criticado, Bush se puso a trabajar. Contrató a un experto en medios, se volvió más intenso en su campaña e intentó darle un reinicio a su campaña en problemas con un nuevo eslogan: Jeb puede arreglarlo.

¿La conclusión? Jeb puede arreglarlo (más o menos).

Bush insistió en tener más tiempo para hablar, trasladó sus argumentos de manera más clara y concisa y —quizá lo más importante— no inició una pelea que no iba a ganar (en contra de Rubio).

Pero aun así se vio incómodo en algunos momentos y dejó de insistir con demasiada facilidad donde otros candidatos habrían ejercido más presión, lo que se sumó a la impresión de que él carece del ímpetu para liderar a su partido hacia las elecciones generales. Y debido a que varios candidatos —principalmente Rubio— se destacaron del grupo con desempeños excepcionalmente fuertes, el desempeño ligeramente arriba del promedio de Bush simplemente no califica en la misma categoría.

Los dos mejores momentos de Bush se produjeron cuando confrontó a Trump. Bush interrumpió a Trump cuando él sugirió que Estados Unidos debería dejar de ser el policía del mundo, y dijo que el multimillonario está «absolutamente equivocado al respecto».

Y respecto al plan de Trump de deportar a aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos, Bush dijo que «simplemente no es posible y no concuerda con los valores estadounidenses», lo que generó más aplausos.

Donald Trump

(Crédito: Darren McCollester/Getty Images)

Como ocurrió en el último debate, Trump una vez más demostró que puede ser un hombre en su campaña en medio de una multitud de fervientes partidarios, y otro cuando debate sobre un rango de temas ante una audiencia nacional.

El tono de Trump fue calculado y su mensaje en gran medida estuvo centrado en la política. Incluso cuando enfrentó intensas críticas y contragolpes por parte de sus candidatos rivales —en particular el gobernador de Ohio, John Kasich, el exgobernador de Florida Jeb Bush y Carly Fiorina— Trump no se lo tomó personal. Él desafió sus opiniones y permaneció firme en su mensaje: sí, el gobierno federal debería deportar a todos los inmigrantes indocumentados y construir un muro, insistió; no, Estados Unidos no debería ser el policía del mundo.

Y aunque se mantuvo fiel al estilo que debutó inicialmente en el debate de CNBC, Trump incluso pareció mostrar una mejoría, al dar respuestas más largas y más a profundidad a las preguntas sobre todos los temas, desde la economía hasta la política exterior.

Sin embargo, parte de la personalidad de Trump salió a relucir. Cuando Carly Fiorina trató de pronunciarse, él dijo «¿Por qué sigue interrumpiéndolos a todos?» La audiencia no estuvo contenta con esto y lo abucheó.

Carly Fiorina

(Crédito: Joshua LOTT/AFP/Getty Images)

Ella está de vuelta.

La ex directora ejecutiva que fue parte de la lista Fortune 500 recuperó su lugar como una de las participantes más efectivas y directas del debate; esta es una calidad que la impulsó al escenario del debate principal después de un desempeño destacado en el primer debate del ciclo.

Fiorina hizo uso de sus fortalezas como ejecutiva de negocios, de su estatus como persona externa y mostró el dominio que tiene de los temas más importantes de la política exterior que Estados Unidos enfrenta.

Su estrategia firme produjo resultados cuando se llevó el momento más impresionante de la noche al involucrarse en una discusión sobre la política exterior entre Trump y Bush; se sumó a las críticas de Bush contra el desenvuelto favorito antes de presentar sus propias credenciales para ocupar el puesto de comandante en jefe.

Al hablar de un país a otro en Oriente Medio luego de establecer los pasos específicos que tomaría para reafirmar la posición de Estados Unidos de cara a la agresión por parte de Rusia, Fiorina quedó sin aliento, con el tiempo, pero tuvo mucho éxito.

Sin embargo, existe una acotación importante: los fuertes desempeños que ha tenido en los debates no brindaron resultados sustanciales porque ella no pudo sacarle provecho a sus ventajas en las encuestas. Tendrá que tener una estrategia lista esta vez.

John Kasich

Una serie de interrupciones constantes.

El gobernador de Ohio no perdió ninguna oportunidad de presionar a sus oponentes y a los moderadores a fin de tener más tiempo para hablar.

Mientras Trump defendía su plan para deportar a todos los inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos, Kasich trató de incluir sus comentarios.

«María, ¿podemos hacer comentarios al respecto? ¿Podemos hacer comentarios al respecto?», le preguntó a la moderadora en una de las pocas ocasiones en las que en realidad pidió permiso —y se lo concedieron— para agregar sus comentarios.

Pero esta es una estrategia que Kasich ha implementado en debates anteriores —competir contra Trump y aprovechar cada oportunidad— sin ganar ningún movimiento positivo en las encuestas luego del último debate.

(Crédito: MANDEL NGAN/AFP/Getty Images)

Rand Paul

Rand Paul finalmente presenta sus argumentos.

El senador por Kentucky con fuertes inclinaciones libertarias se presentó en el debate republicano del martes en la noche e hizo uso de una apasionada defensa de sus opiniones de la política exterior, al desafiar los instintos de línea dura del Partido Republicano y de la mayoría de los otros aspirantes.

Paul no ha brillado en los debates anteriores, pero una discusión relativamente prolongada con Rubio, quien va en ascenso, le dio a Paul el tiempo que necesitaba para hablar y hacerse ver a fin de trasladar su argumento.

FUENTE

Votantes latinos en apoyo a Hillary Clinton

Hillary Clinton-raccon-knows

Los votantes latinos que viven en 14 estados decisivos para las elecciones presidenciales del año que viene –los llamados “battleground states”– favorecen a Hillary Clinton en la primaria demócrata y a Jeb Bush en la primaria republicana.

Entretanto, la imagen de Donald Trump entre el votante latino de estos estados está por los suelos: 71% tiene una imagen desfavorable del magnate, de estos, la inmensa mayoría (67%) la califican como “muy desfavorable”.

La encuesta, realizada por Latino Decisions (LD) conjuntamente con ImpreMedia (empresa que publica este diario), midió la imagen “favorable o desfavorable” de diversos candidatos a la presidencia en ambos partidos.

Los resultados son especialmente positivos para la demócrata Hillary Clinton, quien cuenta con un 61% de imagen favorable, el más alto de todos los precandidatos y sólo un 27% de imagen desfavorable.

Fig-1-Net-Favorability

La popularidad de Clinton es similar entre hombres y mujeres latinas, pero más pronunciada entre las mujeres, con un 68% de favorabilidad, frente al 54% para los hombres.

“Nadie llega con los votantes latinos donde llega Hillary Clinton”, dijo Sylvia Manzano, politóloga y una de las directoras de LD. “Es la única persona que supera el 50%”.

También, con Trump, es de los candidatos más conocidos por la comunidad latina votante. Candidatos como Bernie Sanders, Martin O´Malley, Carly Fiorina y Ben Carson sufren del problema más grave de todos a la hora de atraer a estos votantes: no son conocidos en este grupo de electores.

Sanders, el más popular después de Hillary entre el electorado demócrata en general, registra positivamente con los latinos con un 39%. Pero más del 40% dice que no saben quién es o no tener una opinión.

Los latinos no están con Donald Trump

En más de una ocasión, el precandidato republicano ha dicho que los “hispanos” le apoyan.

Hasta ahora nada parece respaldar esa teoría del magnate y esta encuesta no es una excepción.

De hecho, al que mejor le va con los latinos en la primaria republicana no es ni a Ted Cruz ni aMarco Rubio, ambos con sangre latina, sino a Jeb Bush, hijo y hermano de dos ex presidentes.

En el caso de la primaria republicana, Bush registra un 42% de imagen favorable, pero también tiene una imagen negativa elevada, del 37%, aunque el balance es positivo.

Es el que mejor imagen tiene de los republicanos mencionados en el sondeo, que incluyen a Trump,  Rubio, Cruz , Carson y  Fiorina.

Buena parte de la imagen positiva en la muestra viene de los latinos de Florida, un 55% la tiene de Bush, particularmente los inmigrantes, con 52% positivo.

Fig-2-Total-Favorability

“Bush ha hecho un esfuerzo por indicar que es amigable hacia los latinos, por eso tiene sentido que tenga una mejor imagen”, dijo Manzano, “pero esto no es nuevo, hace un año hicimos una encuesta en la que encontramos una imagen similar para Bush”.

Bush podría estar recibiendo buena parte de su apoyo de los cubanoamericanos de Florida, lo que inclina el resultado. “Él tiene muchos apoyos de líderes de esa comunidad”, apuntó Manzano.

El caso de Trump es especial: 71% de imagen negativa, 15% positiva. Esta situación es consistente para todos los grupos de latinos votantes pero las mujeres latinas tienen especial desagrado por él: 82%.

A Rubio, quien ha superado a Bush en las encuestas internas en la primaria republicana en general, no le va tan bien con la población votante latina, ni siquiera en su estado de Florida, que representa en el senado federal y antes lo hizo en la legislatura estatal.

Rubio tiene un 40% de imagen negativa y un 32% de positiva. Otro 20% dice no saber quien es o no tener opinión. Cruz, de padre cubano, tiene cifras negativas similares (40%) pero una imagen positiva más baja, del 24%.

Carson, quien encabeza las encuestas republicanas actualmente, es un virtual desconocido para el votante latino : 58% no sabe quien es o no tiene opinión.

Éstas fueron algunas de las preguntas que se hicieron durante la encuesta:

¿Tiene usted una opinión favorable o desfavorable de cada una de las siguientes personas que han sido mencionados como posibles candidatos demócratas a la presidencia en el año 2016?

Hillary Clinton     Bernie Sanders     Martin O´Malley

Total favorable                   61%                       39%                       10%

Total desfavorable             27%                       20%                       18%

No sabe/no opina              12%                       41%                       73%

Por favor indique si usted tiene una opinión favorable o desfavorable de cada una de las siguientes personas que han sido mencionados como posibles candidatos republicanos a la presidencia en el año 2016:

Trump     Bush             Rubio        Cruz        Carson       Fiorina

Total favorable           15%         42%               32%           24%        25%              25%

Total desfavorable     71%         37%             40%             40%        17%              28%

No sabe/no opina     13%         21%              29%             35%        58%               47%

FUENTE

 

 

Trump: No se siente «obligado moralmente» a defender a Obama

Donald-Trump-Obama-raccoon-knows

El magnate y precandidato republicano a la Presidencia Donald Trump señaló hoy que no se considera “obligado moralmente a defender” al presidente Barack Obama, ante las críticas recibidas por no rechazar unos comentarios insultantes contra el actual mandatario y los musulmanes por uno de sus seguidores.

“¿Estoy obligado a defender al presidente cada vez que alguien dice algo malo o controvertido sobre él? ¡No lo creo!”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Además, ironizó en la misma red social que “es la primera vez en mi vida que creo controversia por NO decir algo”, en referencia a su locuacidad e irreverencia.

Por último, Trump agregó que “si alguien realiza un comentario desagradable o polémico sobre mi al presidente (Obama)” está seguro de que “el presidente no vendría en mi rescate”.

Así replicaba el magnate, que lidera las encuestas de cara a las primarias republicanas, a la controversia generada por no haber salido al paso y desautorizar una declaración realizada por un asistente a uno de sus mítines de campaña esta semana.

“Tenemos un problema en este país, se llama musulmanes. Sabemos que nuestro presidente es uno de ellos, que no es siquiera estadounidense. Pero de todos modos, tenemos campos de entrenamiento allí donde nos quieren matar. Mi pregunta es, ¿cuándo podremos deshacernos de ellos?”, preguntó a Trump uno de sus seguidores en un acto en Rochester (Nuevo Hampshire) este jueves.

A continuación, otro de los asistente al acto tomó la palabra para decir que aplaudía al hombre que dijo que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, es un musulmán nacido en el extranjero, a lo que Trump contestó con un “correcto”, antes de pasar a la siguiente pregunta.

Trump es uno de los republicanos que llevan años cuestionando que Obama sea estadounidense, a pesar de que le forzaron a publicar su partida de nacimiento en 2011, en la que demostró que nació en Hawai en 1961.

FUENTE

Todos contra Trump: el magnate soportó duros golpes en el debate republicano

Donald-Trump-debate-de-1-republicanos-raccoon-knows

Irónico, peleador y con un enorme dominio de la escena, el polémico magnate Donald Trump volvió a ser el gran protagonista esta noche del debate de los precandidatos republicanos a la presidencia. Pero esta vez sus rivales, lejos de intentar ignorarlo como en el primero de los choques cara a cara de hace un mes, buscaron atacarlo para tratar de frenar su ascenso imparable en los sondeos. El soportó los golpes y confirmó su liderazgo en el partido opositor de Estados Unidos.

En un debate bien picante, en pocos minutos sus compañeros le dijeron que dudaban de su capacidad para ser comandante en jefe o controlar la botonera nuclear. También que como presidente no podía andar insultando a los mandatarios del mundo, como suele hacer con los que no les cae bien. “Todo lo que hice fue extremandamente exitoso. Quiero que este país sea grande otra vez y no creo que nadie en este panel sea capaz de hacerlo”, replicó Trump. Y siguió con sus frases polémicas: “Este es un país donde hablamos en inglés, no en español”.

Los once aspirantes republicanos mejor posicionados se enfrentaron en la Biblioteca Ronald Reagan de Simi Valley, California, un escenario más que simbólico para cualquier candidato conservador que aspire a la Casa Blanca. En agosto, la cadena Fox batió todos los récords de audiencia en el primer debate, con 24 millones de telespectadores, con la expectativa que genera el pirotécnico Trump. Esta vez fue transmitido por CNN, que buscó que los candidatos chocaran unos contra otros.

Como favorito en las encuestas, Trump fue colocado en el centro del escenario. A su lado estaba el neurocirujano Ben Carson; el ex gobernador Jeb Bush; el senador de Texas Ted Cruz; el gobernador de Wisconsin Scott Walker; el senador de Florida Marco Rubio; el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee; el gobernador de Ohio John Kasich; el senador de Kentucky Rand Paul y el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie.

La novedad fue la inclusión en el prime time de Carly Fiorina, la ex Ceo de Hewlett Packard, conocida en la Argentina porque el entonces presidente Néstor Kirchner hizo esperar a la ejecutiva varias horas en la Casa Rosada y no la atendió. La única mujer que compite en el campo republicano ascendió varias posiciones en las encuestas y quizás por eso fue agredida hace unos días por Trump: “¡Mira esa cara! ¿Va a votar alguien por eso?” , se preguntaba el magnate al mirar una fotografía de Fiorina.

¿Qué piensa de la cara de Trump?, le preguntaron los moderadores a Fiorina. Las mujeres saben, replicó ella. Y el magnate trató de recomponer la situación: “Es una mujer hermosa”, dijo. Aparte de eso, se vio sólida a Fiorina al atacar a Trump, pero sin llegar a la agresión: “Es un mediático grandioso. Pero una de las cosa es el carácter, el temperamento real, que será revelado bajo presión”, dijo sobre si le confiaría la botonera nuclear al magnate. Fue una de las grandes ganadoras de la noche.

El debate era una gran oportunidad para que el neurcirujano Ben Carson, que en estos últimos días tuvo un enorme ascenso en las encuestas y se acercó a Trump, para que mostrara sus dotes poco conocidas para el público en general. Pero la verdad es que defraudó. Apenas miraba cómo el resto hablaba y pareció fuera de toda discusión. Perdió una gran chance.

Otro que no aprovechó la ocasión fue Jeb Bush, que ha caído en los sondeos y que se ha convertido en uno de los blancos preferidos de Trump, que lo calificó de “candidato flojo” y lo criticó por hablar en español. Quizás su frase más feliz haya sido una sobre la idea: “Se requiere un conocimiento sobre como funciona el mundo, no se puede insultar líderes en el mundo”. Pero Trump lo paseó toda la noche, lo mandó a callar varias veces y en un momento en que Bush parecía tomar la iniciativa le dijo, irónico: “Se te ve con más energía hoy”.

Trump acusó a Bush de ser una “marioneta de los donantes” y se jactó todo el tiempo de sus millones y su independencia financiera: “No estoy aceptando dinero de nadie, nadie tendrá mi control salvo el pueblo de EE.UU.».

En un momento, Bush le pidió a Trump que le pidiera perdón a su mujer por haber dicho que ella, por ser de origen mexicano, influenciaba su posición sobre la inmigración. Trump lo miró con desdén y no se disculpó.

FUENTE