Loading...

image

 

El aceite de oliva es uno de los aceites más maravillosos del mundo: dice la leyenda que el árbol de olivas fue un regalo de la diosa Atenea a la humanidad y Homero se refiere a este aceite como oro líquido. Sin duda alguna, es una opción saludable para añadir a tus comidas, sirve como tratamiento de belleza integral y hasta para curar algunas enfermedades. Hoy queremos compartir contigo algunos usos caseros del aceite de oliva para que puedas aprovecharlo en todo su esplendor.

Previene enfermedades cardio vasculares

El uso del aceite de oliva en lugar de otros aceites en nuestra alimentación es especialmente beneficioso para nuestra salud coronaria y vascular. Esto se debe a que el aceite de oliva hace a nuestras arterias más elásticas, reduce los niveles de colesterol malo, nos ayuda a sentir menos hambre -y por ende, al comer menos mantener un peso saludable-, reducir el riesgo de accidentes cerebro vasculares y cardiovasculares -especialmente en mujeres con una dieta típica mediterránea-, protege las células rojas de la oxidación y el ataque de los radicales libres.

El aceite de oliva en la alimentación

El aceite de oliva es imprescindible en la alimentación: ya lo dice la dieta Mediterránea, una de las más saludables en el mundo. A pesar de que muchas personas lo evitan por miedo a que engorde -al ser una grasa-, lo cierto es que, junto con el de nuez, el aceite de oliva no nos hace aumentar de peso.

Además, es un aceite no refinado, algo especialmente importante en un momento en que todos los alimentos que comemos están muy procesados. Este aceite tiene un montón de nutrientes, como vitaminas y minerales, ácidos grasos que permiten que nuestro cuerpo esté saludable. También es una fuente importante de antioxidantes, lo que nos permite vivir más y con mejor salud.

No solo para condimentar ensaladas y pastas, el aceite de oliva puede utilizarse también para hacer productos de panadería saludables, es una opción saludable a la mantequilla y puede transformar casi cualquier plato en algo delicioso y saludable.

El aceite de oliva y la belleza

El aceite de oliva tiene un lugar especial en la belleza y estética natural, por lo que debemos tener siempre a mano este aceite si queremos lucir bellas.

En la piel, el aceite de oliva puede ayudar a curar el acné, tratar las quemaduras del sol, mantener tus labios hidratados, limpiar la piel sensible, actúa como desmaquillante y combinado con azúcar o sal es un excelente exfoliante natural. También se puede utilizar como hidratante corporal o facial, lo que trae muchos beneficios exclusivos, ya que nos evita el envejecimiento prematuro y evita la flacidez de la piel, no tapa los poros ni crea suciedad, e incluso nos puede dar un ligero tono bronceado de piel y ayudarnos a combatir la celulitis y las estrías de forma natural.

En el cabello, el aceite de oliva es ideal si se utiliza comoacondicionador y para prevenir el cuero cabelludo reseco y la caspa. También da brillo a los cabellos oscuros y ayuda a desenredar más fácilmente los nudos. Y por si fuera poco, previene la caída del cabello y aumenta su crecimiento.

Fuente Imujer