“Tenemos que tener mucha paciencia y la paciencia sólo viene con el descanso, y eso es algo que no nos sobra”, expresó al programa. Además, aseguró que sus gemelos eran muy especiales. “Estos niños se pueden sentar sobre sus pañales sucios durante horas, la casa puede estar apestando y tú estás cómo: ‘¿Puedo cambiar sus pañales?’ Y ellos me dicen: ‘¡Nooooooooo!’, explica entre risas.

La actriz celebra por partida triple el mejor papel de su vida, el de madre y esposa. ¡Muchísimas felicidades!