image

 

Como sabemos, el agua es muy importante para nosotros y vital para la salud. Esta constituye más de dos tercios de nuestro cuerpo. Normalmente, solemos reemplazar el agua por jugos o algunas bebidas alternativas, pero la realidad es que cuando sentimos esa sensación de sed, no debemos pasarla por alto o reemplazarla por alguna otra bebida, esta alerta indica que estamos deshidratadas. Beber poca agua trae consigo algunas consecuencias y por eso hoy te diremos cuales son las 4 señales de que tu cuerpo necesita más agua: no esperes a tener sed, intenta consumir el agua necesaria diariamente para así no tener que padecer los siguientes síntomas que veremos a continuación.

#1 Fatiga

Si bien pueden ser muchas las causantes de la fatiga, la poca ingesta de agua hará que te sientas cansada durante el día. Beber agua tibia a primera hora de la mañana te ayudará a despertarte mucho mejor que una taza de cafeína, y tu hígado y sistema digestivo te lo agradecerán.

#2 Estreñimiento

Si no estás tomando la cantidad de agua necesaria, es probable que padezcas estreñimiento. Esto se debe a que el agua ayuda a lubricar el tracto digestivo y también es útil para mantener la humedad en el interior de los intestinos.

#3 Piel seca

Resulta bastante obvio que la causante de la piel seca sea la falta de agua en el organismo. Si tú estás seco en el exterior, es muy probable que también lo estés en tu interior. No siempre la solución está en las cremas, lociones o tratamientos alternativos, la mejor opción y la más económica es el agua.

#4 Dolores de cabeza constantes

Padecer este síntoma de dolor constante en la cabeza, es una de las señales que nuestros cuerpo nos envía para informarnos que necesitamos beber más agua. Intenta beber más, lleva contigo una botella de agua y verás cómo se te hará más fácil esta tarea.

Estas fueron las 4 señales de que tu cuerpo necesita más agua, no esperes a sentirte mal para acudir a beber, simplemente hazlo con tiempo y asegúrate de estar bebiendo la cantidad de agua que requiere y demanda tu cuerpo por día. Ten presente que todo es una cuestión de acostumbramiento, y con el tiempo si bebes el agua que necesitas, tu cuerpo te la pedirá automáticamente. De seguro te sentirás de maravilla, y a pesar de ser un pequeño cambio, es uno muy importante para tu bienestar.

Fuente