Los dietistas recomiendan tomar un litro de agua diario por cada 35 kilos de peso para mantener el cuerpo hidratado. Sin embargo, a muchas personas les cuesta tomar tanta agua todos los días. La solución está en optar por alimentos con alto contenido de agua.

Si incorporas a la dieta ciertas frutas y verduras, podrás mantener el cuerpo hidratado sin la necesidad de obligarte a tomar otro vaso de agua.

Así, los nutricionistas señalan que hay siete alimentos que son tan hidratantes como el agua:

  • El pepino contiene hasta un 96% de agua.
  • El melón o la patilla, que además de contener agua, son ricos en vitaminas y bajos en calorías.
  • La lechuga con un 95% de agua.
  • El tomate también cuenta con un elevado contenido de agua, fuente de vitaminas y minerales.
  • El melocotón contiene hasta un 89% de agua.
  • La leche incluso es más hidratante que el agua, según un estudio de la Universidad St. Andrews de Escocia.
  • El té e infusiones también pueden ser un buen sustituto del agua y tienen otros beneficios de sus ingredientes, como jengibre o tila.

«Cuando aparece resequedad en la piel o la boca y nuestra orina tiene un olor y color más fuertes significa que el proceso de deshidratación ya ha comenzado, de manera que lo mejor es siempre consumir agua o alimentos hidratantes antes de que esto ocurra», señala Luisa Castillo, nutricionista deportiva en Welthy, una compañía de menús saludables.

A su vez, la nutricionista Paloma Quintana apunta que «si la orina tiene una coloración constante y normal significa que nos estamos hidratando correctamente y que no deberíamos obsesionarnos con beber agua».

Fuente