Aproximadamente dos tercios de las 1,800 escuelas públicas de NYC -el distrito escolar más grande del país- han aprobado sus planes de reapertura del coronavirus, con una combinación de aprendizaje en persona y a distancia.

Ninguno de los planteles solicitó seguir sólo de forma remota, dijo ayer el Departamento de Educación de la ciudad (DOE).

Por orden de la gobernación, todos los planes individuales para las escuelas de la ciudad debían presentarse al estado antes del viernes. El DOE emitió un comunicado de prensa al mediodía sobre aproximadamente 1,200 escuelas, pero insistió en que los planes restantes se presentarían antes de la extendida fecha límite.

Los funcionarios dijeron que 1,067 escuelas han elegido uno de los modelos de aprendizaje combinado del DOE, lo que significa que los estudiantes irán a la escuela entre uno y tres días a la semana, según el formato elegido.

Más de la mitad de esas escuelas (573) eligieron el modelo que divide a los estudiantes en dos grupos, y cada uno asistirá constantemente a las aulas dos veces por semana y alternará entre el aprendizaje remoto y en persona un día adicional por semana. Así, los alumnos en ese modelo estarán en los salones cinco veces en total cada dos semanas.

Aparte, 279 escuelas eligieron el formato que divide a los estudiantes en tres grupos, cada uno de los cuales estará una vez a la semana en el aula, y dos días adicionales alternos por semana.

Mientras que 151 escuelas eligieron un modelo que sólo está disponible para las escuelas intermedias y secundarias y divide a los alumnos en tres grupos en un horario alterno de seis días, detalló New York Post.

En contraste, la Universidad Columbia y el Barnard College se unieron ayer a una lista creciente de centros educativos que no ofrecerán clases presenciales en el otoño debido a la pandemia de coronavirus.

Las dos escuelas de la ciudad de Nueva York anunciaron que todas las clases de pregrado se llevarán a cabo de forma remota. La Ivy League Columbia está reduciendo drásticamente la cantidad de estudiantes que podrán vivir en el campus, mientras que Barnard cerrará todas sus residencias.

Los presidentes de ambas escuelas explicaron que la decisión obedece a que gran parte de sus alumnos caen en la cuarentena de 14 días de Nueva York para los viajeros procedentes de la mayoría de estados del país que actualmente tienen altas tasas de coronavirus, informó Associated Press.