Huracan Irma-PuertoRico-Raccoonnows.jpeg

 

El huracán Irma, de categoría 5, abatió ayer el noreste del territorio de Puerto Rico con fuertes vientos de 111 millas por hora, unos 170 kilómetros por hora y registró su primera víctima.

El ciclón, que entró a las 16.00 hora local (20.00 GMT), se encuentra pasando sobre la isla de Culebra, en el sector oriental de Puerto Rico.

Las lluvias son continuas e intensas y, según la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Asistencia en Desastres (Aemead), se registran daños materiales que no han sido plenamente cuantificados.

El alcalde de Manatí, José Sánchez, en el norte de la isla, informó que una mujer de 76 años que se cayó mientras era rescatada en su vivienda para ser trasladada a otro lugar más seguro, al ir en una silla de ruedas, murió en el hospital tras sufrir tres paros cardíacos.

En una conferencia de prensa, el director de la Aemead, Abner Gómez, dijo que se han hecho dos rescates de sendos barcos en Culebra, y Fajardo, al este de Puerto Rico, sin que haya que lamentar víctimas.

Tras recordar que no están saliendo vuelos de la isla, Gómez manifestó que la gente debe permanecer en sus viviendas y que el 49 por ciento de los abonados de la isla no tiene luz.

También recordó que se esperan hasta 14 pulgadas de agua por las lluvias en la zona del norte, unos 35 centímetros, y que el noreste de la isla se encuentra bajo aviso de inundaciones repentinas, hasta mañana a las 11.00 hora local (03.00 GMT).

El país se encuentra en estado de emergencia desde hace dos días por la llegada de Irma.

Fuente