El exgobernador de Florida dijo que los que tienen que decidir son los puertorriqueños

 

El exgobernador de Florida Jeb Bush, de visita en Puerto Rico para recaudar apoyos y fondos en su carrera hacia la Casa Blanca, se mostró hoy a favor de que la isla caribeña se anexione a Estados Unidos de pleno derecho, como si fuera un estado más.

“Desde hace mucho tiempo soy favorable a la estadidad -término usado en Puerto Rico para referirse a la anexión-, pero eso quienes lo tienen que decidir son los puertorriqueños“, subrayó Bush en un español fluido en una conferencia de prensa tras dar una charla en la Universidad Metropolitana de Puerto Rico.

El político conservador destacó que el próximo gobernador debe favorecer una consulta popular, ya que el actual jefe del Ejecutivo, Alejandro García Padilla, no parece dispuesto a tomar esa iniciativa, según dijo.

En las anteriores elecciones a gobernador, en noviembre de 2012, también se consultó a los puertorriqueños sobre la relación política con EEUU y, según su interpretación, quedó claro que rechazaron el actual estatus del Estado Libre Asociado.

En aquella consulta, el 54% de los participantes se mostró contrario al actual estatus. En una segunda pregunta, el 61,1% abogó por la anexión, el 33,3% por buscar una variante mejorada del estatus actual (lo que defiende el partido gobernante), y el 5,5% por la independencia.

Bush apuntó que, en su opinión, si la isla se anexionara a EEUU lo lógico es que los puertorriqueños dominaran el inglés, algo que, por otro lado, dijo, es actualmente un beneficio y una ventaja en términos laborales.

“Deben saber hablar ambos idiomas, pero es que hablar inglés vale la pena”, dijo durante una conferencia de prensa en la que alternó constantemente el inglés y el español.

El político se refirió también a la situación económica de la isla, para señalar que no es posible que se mantenga “una recesión perpetua”, y destacó la urgencia de bajar el coste de la energía.

En ese sentido, recordó que Estados Unidos se ha convertido en los últimos años en un exportador de gas natural y que de ello debe beneficiarse Puerto Rico.

Aclaró de que en el caso de que la situación se haga insostenible y que Puerto Rico no pueda hacer frente al pago de su deuda la isla debería poder acogerse al Capítulo 9 de ley de quiebras de EEUU, algo que por el momento la isla no puede hacer porque la ley federal no lo contempla.

El líder republicano indicó que al crecimiento económico no le favorece el sistema de tasas de Puerto Rico, al que definió como “complicado”, por lo que abogó por un cambio.

El presidente del Partido Republicano en Puerto Rico, Carlos Méndez, dijo que la presencia de Bush en la isla es importante, ya que aunque los puertorriqueños no pueden votar por el presidente de EEUU si participan en las primarias de los partidos.

“En Puerto Rico hay miles de afiliados al Partido Republicano y eso lo ha valorado Bush”, dijo sobre el exgobernador de Florida.

FUENTE