image

 

Descubre este tip de belleza imprescindible para tu cabello ondulado o rizado que te permitirá ganar brillo y definición de la manera más sencilla.

En este artículo te explicamos cómo un poco de gelatina puede ayudarte a conseguirlo a un bajo coste y sin necesidad de recurrir a los productos convencionales que son dañinos para el cabello.

Las mujeres que tienen el cabello ondulado o rizado saben lo importante que es evitar el encrespado y lucir una cabellera definida para lograr un aspecto arreglado.

Los cabellos rizados suelen ser secos y rebeldes y, a menudo, necesitamos usar productos como geles, ceras, espumas o lacas para mantenerlos en su lugar, en especial cuando el clima es húmedo.

No obstante, hay un producto natural que nos puede ayudar a conseguir este objetivo pero de manera mucho más sencilla, económica y natural: la gelatina.

¿En qué consiste?

Para que la gelatina funcione como deseamos, necesitaremos mezclarla con la crema acondicionadora que usemos siempre después del champú.

Las cantidades serán las siguientes para un acondicionador de unos 300 ml:

1 cucharada sopera de gelatina sin colorantes ni saborizantes (20 g)
5 cucharadas soperas de agua (75 g)

Elaboración

En una cazuela pequeña introducimos el agua a temperatura ambiente y la gelatina en polvo y revolvemos bien hasta que se disuelva.
A continuación, encendemos el fuego y calentamos la mezcla durante un minuto, hasta que esté ligeramente caliente.
La dejamos enfriar y lo mezclamos con el acondicionador.

Mascarilla de gelatina
Beneficios del aloe vera

Con la gelatina también podemos preparar una excelente mascarilla capilar para cabellos frágiles y quebradizos.

En este caso añadiremos también aloe vera a la receta.

Ingredientes

1 cucharada sopera de gelatina en polvo (20 g)
1 vaso de agua (200 ml)
Una cucharada sopera de gel de aloe vera.

Elaboración

Calentaremos el agua del mismo modo que en la receta anterior y removeremos bien los ingredientes.
La conservaremos en la nevera y podremos usarla como mascarilla al menos una vez por semana, aplicándola durante 10 minutos sobre el cabello mojado.

¿Por qué funciona?

La gelatina es un alimento rico en proteínas, que penetran en el cabello en profundidad para darte textura, volumen, brillo y vitalidad.

Para que sea efectiva debemos aplicárnosla al menos 2 veces por semana.

También deberíamos evitar el uso excesivo del secador, el cual reseca y daña el cabello en gran medida.

Otros consejos

La gelatina es muy efectiva siempre y cuando tengamos en cuenta estos otros consejos para cuidar nuestro cabello:

Protege el cabello de los rayos solares en las horas del mediodía, en especial si estás en la playa o en la montaña.
Elige siempre que puedas champús y productos capilares naturales, sin detergentes ni parafinas.
No laves el cabello con agua demasiado caliente, sino más bien con agua tibia, y realiza siempre un último aclarado de agua más fresca.
Péinate siempre con un peine de púas anchas y con suavidad.
Seca el cabello al aire libre o bien con un secador pero con el aire templado.
Definir el cabello desde el interior
Para tener un cabello definido también tenemos que tener en cuenta la importancia de la alimentación, que es la que nutre el cuero cabelludo y le aporta todo lo que necesita. Un cabello que se encrespa y se reseca está sufriendo una falta de nutrientes que le podemos facilitar añadiendo estos alimentos a nuestra dieta:

Levadura de cerveza

Beneficios de la levadura de cerveza para el cerebro

La levadura de cerveza es un suplemento excelente para la piel, el cabello y las uñas que nos ayuda a eliminar toxinas del cuero cabelludo, combatir la caída y mejorar su textura.

Germen de trigo

Este suplemento también es muy nutritivo y lo podemos combinar con la levadura de cerveza, tomándolos cada mañana con un poco de zumo.

Aceite de lino

Este aceite es rico en ácidos grasos esenciales que previenen la sequedad del cabello y la piel. Debe ser siempre aceite de lino de primera extracción en frío y lo tenemos que consumir en crudo, sin cocinar.

Frutos secos

Son muy nutritivos y también contienen grasas saludables. Podemos consumir un puñado de frutos secos sin freír ni salar al día.

Aguacate

Esta fruta es una fuente de proteína vegetal, además de contener vitaminas, minerales, fibra y ácidos grasos. Podemos consumir medio aguacate cada día.

Fuente