Es posible hacer uso de remedios caseros para acelerar el crecimiento de nuestro cabello y volver a tener el volumen que queremos en un periodo de tiempo menor al que estamos acostumbrados. Estos siguientes 4 remedios naturales te ayudarán a lograrlo.

1. Aceite de oliva

Según la doctora Karla Hernández en un artículo de Mejor Con Salud, el aceite de oliva es muy beneficioso para el cabello porque puede hidratarlo y nutrirlo a profundidad, haciendo que crezca con más fuerza.

Solamente necesitas aplicarlo semanalmente en tu cabello y dejarlo actuar entre unos 39 y 60 minutos antes de lavarlo como usualmente lo haces.

2. Peinar diariamente

Se dice que peinar el cabello diariamente es tan efectivo como cualquier remedio casero. Ahora bien, esto ha de hacerse con cuidado y de manera lenta porque si cepillas tu cabello con rapidez y con vigor, lo vas a debilitar y maltratar.

Cepillarlo por partes y de abajo hacia arriba es la manera más apropiada de hacerlo. En otras palabras, primero tienes que atender las puntas y acercarte lentamente hacia la raíz, lo que evitará que partas tu cabello al peinarte.

3. Zumo de papas

No hay evidencia científica que lo indique, pero hay personas que afirman que el jugo de las papas es útil para acelerar el crecimiento del cabello. Además, también se ha dicho que puede fortalecer el cuero cabelludo y la fibra capilar, y que es capaz de prevenir la caída del mismo.

Este es un remedio que deberías aplicar 1 vez a la semana para percibir resultados.

4. Mascarilla de huevo

El huevo contiene vitamina A, B, C y E, además de minerales como magnesio y zinc. Esto hace que la mascarilla de huevo sea atribuida como un remedio casero capaz de fortalecer el cabello y estimular su crecimiento.

Si ninguno de estos remedios caseros te es útil, puede que tu cabello sea rebelde en más de un sentido, o quizá haya un problema de salud de fondo que impide que los remedios surtan efecto sobre tu cuero cabelludo. Para determinar esto con seguridad, será necesaria la asesoría de un especialista.

Fuente