image

 

Hay muchas personas que se levantan cada día con los ojos hinchados. Pueden ser los párpados o bien justo debajo de los ojos y, en general, suelen deshincharse un poco a medida que avanza el día.

En este artículo te explicamos cómo puedes solucionar este problema que da un aspecto cansando y desvitalizado al rostro y que, además, es síntoma de algún desequilibrio en nuestro organismo.

Retención de líquidos

Cuando tenemos los párpados hinchados y bolsas debajo de los ojos debemos tener en cuenta que estamos sufriendo retención de líquidos, la cual también se produce en otras zonas del cuerpo como el vientre, las piernas o los tobillos.

La causa principal de una mala eliminación del exceso de líquidos es una sobrecarga del riñón, el cual no puede eliminarlos con la suficiente rapidez.

Esto puede suceder de manera puntual después de una cena excesiva o un mal descanso nocturno pero, cuando pasa a menudo, tenemos que cuidar la función renal de manera natural para prevenir problemas más graves de salud.

¿Cómo cuidar el riñón?

Podemos facilitar la función del riñón con alguno de los siguientes remedios naturales:

Sopas y caldos de cebolla, puerro, lechuga, espárragos, etc.
Infusiones de diente de león, bardana y cola de caballo.
Limonada con estevia y jengibre.
Jugos naturales de frutas y vegetales.

También es fundamental beber agua durante el día y fuera de las comidas y, si tenemos la posibilidad, aplicarnos un poco de calor local en la zona lumbar antes de acostarnos.

Podemos usar una bolsa de agua caliente o una esterilla eléctrica. Esta sencilla terapia es muy beneficiosa para facilitar el trabajo de los riñones.

Cuidado con las cenas

El momento en el que más se nos hinchan los ojos es justo al despertarnos y, en especial, si nos hemos excedido con la cena, la hemos hecho demasiado tarde o bien hemos consumido alimentos salados o que no digerimos bien.

De este modo, los ojos se convierten en un indicador para saber si hemos cenado de manera saludable para nuestro organismo, más allá de una cuestión estética.

Te recomendamos que sigas los siguientes consejos para las cenas:

No comer más tarde de las 8.
Elegir alimentos ligeros y evitar los hidratos de carbono (harinas, pastas, féculas, etc.).
Prescindir de la sal, en especial de la sal de mesa, y optar por pequeñas cantidades de sal marina y condimentos (especias, vinagre, limón). Tener en cuenta que muchos alimentos contienen grandes cantidades de sal, como el queso, los embutidos o los precocinados.
Evitar comer hasta sentirnos llenos. Es mucho más sano quedarnos con un poco de hambre, la cual desaparecerá al cabo de 15 minutos.

¿Qué hacer por la mañana?

Cuando nos despertemos con los ojos hinchados podemos seguir los siguientes pasos:

Nos tomaremos dos vasos de agua en ayunas y, a continuación, un té verde con jengibre.
Nos lavaremos la cara con agua fría.
Nos tumbaremos y nos colocaremos dos rodajas de pepino fresco encima de los ojos cerrados, durante 10 o 15 minutos.
Nos lavaremos la cara de nuevo y la hidrataremos con nuestra loción habitual.
Tónico casero
Si sufres este problema cada día te recomendamos que elabores este excelente tónico casero que te permitirá desinflamar los ojos de manera más rápida y eficaz.

Ingredientes

Un pepino mediano licuado
El jugo de medio limón
10 gotas de vitamina E

Elaboración

Prepararemos un jugo con estos dos alimentos.
Lo introduciremos en un frasco con espray para poderlo pulverizar sobre nuestro rostro.
Podremos mantenerlo en la nevera durante un máximo de 7 días.
Te recomendamos leer: 5 tónicos faciales caseros para tener en excelente estado tu piel

El agua de rosas

El agua de rosas es otro producto que tonifica y desinflama la piel del cutis a la vez que nos ayuda a mantener la piel firme y joven. Lo podemos encontrar en herbolarios y tiendas de productos naturales, ya que se usa tanto para estética como para su consumo.

Su aroma es delicioso y refrescante, y aporta un delicado olor femenino como si fuera un perfume.

Podemos aplicarlo sobre el rostro o bien humedecer dos discos de algodón y colocárnoslos sobre los párpados cerrados durante unos 10 o 15 minutos. El resultado será inmediato y nuestros ojos estarán desinflamados y mucho más vitales.

Fuente