Obama-Internet-Banda-Ancha-Raccoon-Knows

Unas 275,000 familias de bajos recursos que viven en los proyectos de vivienda pública en 27 ciudades del país podrán ahora conectarse a la internet de banda ancha de forma gratuita o a precios muy reducidos como parte de un programa piloto anunciado este miércoles por la Casa Blanca que busca reducir la brecha digital en Estados Unidos.

Con este programa se espera se beneficien unos 200,000 niños.

“El desafío de Estados Unidos en este Siglo XXI es seguir siendo lugar indiscutible de oportunidad en el mundo”, dijo el secretario de Vivienda, Julián Castro. “ConnectHome proporcionará a más estadounidenses el mismo acceso de alta velocidad a los conocimientos y la oportunidad que millones de personas ya disfrutan”.

El anuncio de este programa coincide con un reporte de Concejo de Asesores de Economía (NEC) de la Casa Blanca, el cual resalta que cerca de dos tercios de las familias más pobres en EEUU tiene una computadora en casa, sin embargo, menos de la mitad están suscritos a un servicio de internet, según el reporte.

“Mientras muchos estudiantes de clase media en EEUU tienen acceso a internet en casa, lo que les permite hacer investigaciones, escribir sus tareas (en computadora) y comunicarse con sus maestros de forma digital, otros estudiantes, muchos de muy bajos ingresos quedan desconectados por las tardes, cuando concluyen las clases”, señala el reporte.

Actualmente la internet es una herramienta básica tanto para los estudiantes como para las personas mayores en la casa que necesitan aplicar para un empleo o acceder a los servicios en sitios gubernamentales, que no se puede hacer desde la pantalla de un teléfono celular.

Aunque no se les proveerá la computadora a las familias en estas viviendas públicas, conocidas como Sección 8, el Departamento de Vivienda está explorando oportunidades para atraer como socios al sector privado con el fin de facilitarles la compra del equipo y la capacitación en el uso de éste.

Hasta ahora, las empresas y organizaciones han comprometido un total de 70 millones de dólares para implementar el programa piloto, que no implicará el desembolso de fondos del Gobierno federal más allá de una pequeña subvención proporcionada por el Departamento de Agricultura.

Un análisis publicado por la Casa Blanca muestra que el 66.7 % de los hogares hispanos del país tenían acceso a Internet en 2013, una proporción que ha ido gradualmente en aumento desde 2001, cuando solo el 34.3% disfrutaban de ese servicio.

El porcentaje de latinos con acceso a Internet es mayor que el de afroamericanos, entre los que el 61.3 % lo tenían en 2013; pero inferior que el de blancos, entre los que la cifra era del 77.4%, y los de origen asiático, con una proporción del 86.6 %.

Las ciudades de Los Ángeles y Nueva York están incluidas en este programa que es una extensión de la iniciativa ConnectED, anunciada en 2013 para equipar a los estudiantes desde kinder hasta el grado 12 con internet de alta velocidad en sus salones de clase y en las bibliotecas en los próximos cinco años.

Castro, también anunció este viernes que, a partir de ahora, será obligatorio incluir conexión a banda ancha en nueva infraestructura o renovación significativa que se haga en construcción de vivienda pública.

Recientemente, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) propuso también ayudar a las familias de bajos ingresos con el pago de internet a través de subsidio para el servicio básico de teléfono, con opción de poder usarlo para servicio de internet, para un servicio mixto.

El costo promedio del servicio de banda ancha en EEUU es de entre $35 y $75 al mes, dependiendo la velocidad de la conección.

FUENTE