Son muchas las ventajas que reciben los traductores de todas las especialidades con el uso de la tecnología y las herramientas que surgen de ella. Lo mismo sucede con el uso de internet, un agregado invaluable para que el trabajo del traductor pueda ser realizado de manera más ágil, profesional y precisa.

Por otro lado, el uso de internet no significa la manejo de traductores instantáneos que solo entorpecerían la tarea del traductor. La web es la fuente de información que los traductores generalmente utilizan para buscar e investigar. Por lo tanto, se transforman en los mejores buscadores de datos.

La información que en la actualidad los traductores obtienen a través de internet es segura, útil y actualizada solo gracias al sentido común, la preparación académica y la experiencia que adquieren sobre cómo manejar el caudal de datos que circula online. Es importante recordar que filtran todo el tiempo los resultados obtenidos de sus búsquedas.

Las limitaciones del trabajo de traductor sin tecnología

En la actualidad, cualquier traductor o traductora podría traducir un texto de su especialidad sin necesidad de usar internet. Sin embargo, el resultado no sería el mismo que si hubiera realizado esta tarea con el apoyo de las herramientas tecnológicas que tiene a su alcance.

Sin el uso de la tecnología, tampoco tomarían todos los trabajos que podrían estar a su disposición, ya que muchos de ellos necesitarían del uso de la tecnología específica como podría ser un software especial, una herramienta de traducción asistida y hasta un dispositivo de última generación.

El uso de la virtualidad para el traductor

Otro de los temas que están muy conectados con el trabajo de los traductores en una era totalmente tecnológica es el uso de la virtualidad. Hoy en día, la comunicación con sus compañeros de trabajo, proveedores y clientes es en su mayor parte digital.

Esto ha llevado a una situación realmente cómoda para todas las partes, en particular cuando se trata de la comunicación, medios de pago y oficinas digitales. Tal es el caso de oficinas que son plataformas digitales de empresas de traducción, como Protranslate para la traducción en línea de documentos. Esta empresa de tanta experiencia ha llevado su amplia variedad de servicios hasta internet, y hoy su oficina es totalmente digital.

Los clientes adoptan esta modalidad rápidamente como una manera de comunicarse con la empresa, recibir los servicios que necesitan y hasta de pagar en línea por ellos. Todo esto gracias a la tecnología desarrollada para que exista internet y las herramientas que se desprenden de ella.

¿La tecnología reemplazará a los profesionales de la traducción?

Desde hace tiempo que se desarrollan distintas teorías al respecto de la desaparición de la profesión de traductor. Esas teorías y predicciones no han sido para nada verdaderas, ya que los traductores, especialmente los de algunas especialidades, tienen cada vez más trabajo.

Lo que sí es cierto es que las nuevas herramientas tecnológicas plantean un escenario muy diferente al que los traductores profesionales deben adaptarse e incorporarse. Lo que sucede en el campo de la traducción es lo que ha sucedido con otras profesiones: hay que tener poder de adaptación y capacitarse todo el tiempo.