El video de un bebé de un año jugando con una pistola llevó al arresto de una pareja de padres en Indiana.

Las autoridades de ese estado detuvieron a Michael Barnes, de 19 años, y Toni Wilson, de 22, luego que encontraran las imágenes en el teléfono del padre del menor.

Barnes había sido arrestado por intentar vender un arma de fuego a un policía encubierto. Los agentes encontraron el video en el teléfono celular del sospechoso.

En el video se escucha a los padres pidiendo al menor que emita sonidos como “Pum” y “Bang”. En las imágenes se ve al menor llevar la pistola a la boca.

Las autoridades dicen que el arma es calibre 40 pero la madre dijo que se trataba de unapistola de perdigones. Los agentes dijeron que el cartucho fue removido, pero siempre se corre el peligro que una bala quede en la cámara.

Los padres fueron acusados de negligencia, imprudencia criminal y permitir la posesión de un arma a un menor.

FUENTE