Cientos de jovencitos fueron expuestos a la COVID-19 luego de acudir a una fiesta en Texas y ahora muchos de ellos han dado positivo al coronarivus.

El Departamento de Salud de Austin confirma que varios de los jovencitos, en su mayoría estudiantes de bachillerato, esperaban su diagnóstico antes de acudir a la fiesta y que desconociendo su condición asistieron.

La fiesta ocurrió el pasado fin de semana y se celebró bajo el nombre de “pong fest” en la comunidad de Lakeway. Ahora se urge a quienes acudieron a que se “pongan en cuarentena de inmediato”, según informa KVUE en Austin.

La fiesta es una tradición anual de verano entre bachilleres de la comunidad de Lakeway y es sumamente popular.

Cindy Cox, alcaldesa de dicha localidad, publicó un video en Facebook para explicar lo ocurrido. “Nuestro número de casos va a incrementarse y es debido a que hubo una fiesta grande este sábado con un grupo de estudiantes de bachillerato. Había algunos que habían dado positivo a COVID-19”.

“Nuestra comunidad entera debería actuar y tomar precauciones. Aún sin haber contraído el virus respiratorio”, subrayó Cox.

“El virus se esconde en personas saludables y se le comunica a aquellos que se encuentran en riesgo grave de ser hospitalizados o morir”, fustigaron por su parte portavoces de salubridad. “Aunque aquellos que son más jóvenes corren menos riesgo de sufrir complicaciones, no son inmunes a enfermar gravemente o de morir por la COVID-19”.

El estado de Texas es uno de los estados con el mayor incremento de contagios de la COVID-19. Hasta este miércoles, la entidad sureña contaba con 174,775 enfermos y 2,518 fallecimientos.

Fuente