Loading...

image

 

Las mujeres de pelo largo recurrimos al sofisticado moño cuando tenemos prisa y poco tiempo para peinarnos, cuando tenemos calor o simplemente porque nos apetece un look algo más elegante (moño estirado) o por el contrario desenfadado (moño despeinado).

Los peinados con moños en épocas de calor también son muy adecuados para soportar las altas temperaturas, ya que nos deja el cuello libre y sin cabello que le de calor, además que con el moño nuestro pelo se mantiene libre de humedades.

Cuando se trata de un moño desenfadado no hay mucho misterio, puesto que quedará estupendo de muchas maneras diferentes. Pero cuando se trata de moños más elaborados las mujeres solemos cometer errores porque no es tan sencillo como parece.

¿Preparada para saber los errores más comunes al hacerte un moño y así poder evitarlos cuando vayas a hacerte uno elaborado?

Dedicar poco tiempo

Sin darnos cuenta, cuando hablamos de moño, pensamos que no requiere tiempo para que quede listo y perfecto, y esto con los moños elaborados no es así.

Un buen moño necesitará que le dediques tiempo suficiente, empezando por el cepillado del cabello y colocarlo con mucho cuidado y mimo para que no se caiga o queden mechones poco estirados. También es importante que tengas a mano horquillas para que primero sujete el moño, y después colocar aquellos pelos que queden sueltos.

Por último, también te aconsejo que utilices un fijador, que aunque puedes utilizar gel, espuma o gomina, te recomiendo la laca para el moño.

Muchos accesorios

Poner muchos accesorios en el pelo cuando se quiere lucir un bonito moño es todo un error. Me refiero a horquillas de color u otro tipo de accesorios que lo que harán es que tu cabeza pese a causa de tanto adorno y encima estropee el peinado.

Además, poner muchas cosas en tu peinado hará que tu moño elaborado pierda protagonismo y encima quede de mal gusto. Así también te aconsejo que los pasadores y los lápices los dejes para otro momento o para moños despeinados.

Pelo mojado

Otro error común que seguro que todas hemos caído en alguna ocasión por ir con prisas, es hacer el moño con el pelo mojado o recién lavado.

Si eres de las que tiene el pelo fino, ya sabrás que hacerlo con el pelo mojado es un error porque te costará mucho que se fije tu peinado. Para peinar un moño mejor con el pelo con poca agua.

Fuente:Imujer