Loading...
Haitianos-atacan-a-la-policia-en-sector-del-Distrito-Nacional-raccoonknows #raccoonknows
TOMARON CALLES, VERTIERON BASURA Y BOTELLAS, HICIERON DISPAROS Y HOSTIGARON A PERIODISTAS
Santo Domingo

La muerte ayer de un haitiano a manos de un agente de Policía en la calle 16 del barrio 27 de Febrero, en la capital, cuya causa está aún sin esclarecer, enfureció a cientos de haitianos que viven en desvencijados cuartos de viviendas de ese sector y atacaron a tiros y pedradas a las fuerzas del orden enviadas al lugar de la tragedia.

Como consecuencia del ataque, la periodista Yaniris Sánchez y el camarógrafo José Cruz, de Telenoticias, canal 11, recibieron heridas de botellas y piedras lanzadas por los manifestantes.

También fue herido el camarógrafo de Noticias SIN, Silvino Da Silva, quien recibió pedradas en la mano derecha, el rostro, la cabeza y una pierna. La víctima fue identificada como Cpedieu Jassonte, de 35 años de edad, un vendedor de chicharrones. Deja a cinco niños en la orfandad y a su mujer embarazada.

Las versiones sobre el origen del incidente son, hasta ahora, diversas. Algunos comentaron que el policía victimario pretendía “macutear” a Jassonte, pero otros sostienen que todo tuvo origen en una discusión durante un juego de cartas.

Cuando la Policía acudió al lugar a levantar el cadáver, junto a médicos del Instituto de Ciencias Forenses, encontró resistencia de decenas de compatriotas de la víctima que se negaron a entregarlo.

Mientras se gestionaba el acceso al cadáver, decenas de haitianos, hombres y mujeres, empezaron a salir en grandes grupos, algunos con armas de fuego y blanca, palos y botellas, agravando la situación cuando enfrentaron a la Policía y arrojaron basura y objetos a las calles.

Un detalle, para algunos intrigante, se observó durante los primeros minutos de ocurrir la tragedia. Aunque había una multitud enardecida, la situación empeoró tras la llegada de un hombre que parecía ser un líder de la congregación haitiana en el sector. No pudo ser identificado, pero, tras su llegada, los que lucían irritados crecieron en su furia, recrudecieron las protestas y se lanzaron al ataque.

Para dispersar a los haitianos, que para la ocasión se estimó eran cientos, entre los que habían tomados las calles y aquellos que desde los balcones de los pisos donde viven gritaban y maldecían a las autoridades, los agentes enviados al área respondieron con gases lacrimógenos.

La periodista Yaniris Sánchez, testigo presencial de los hechos y víctima de la respuesta violenta de los haitianos, dijo haber conocido que el hecho se origino por una discusión entre el policía y el haitiano, cuando este fue sorprendido jugando dinero en un callejón del sector. Luego hubo un disparo al abdomen de Jassonte y la noticia de su muerte.

Estaban en todas partes
El policía está bajo arresto. “Tras conocerse de su muerte empezaron a llegar muchos haitianos; eran cientos de haitianos. Estaban en todas partes, salieron rápidamente de sus casas”, relata Sánchez.

“Había casas de hasta dos y tres plantas llenas de ellos; algunos tenían armas de fuego, otros piedras y botellas”, dijo.

Y agregó: “Nosotros estábamos en el lugar, José Cruz, el camarógrafo, y yo; cuando la policía llegó y les pidió ver el cuerpo, ellos se opusieron. La situación se puso tensa y los haitianos empezaron a disparar; también tiraban piedras y botellas”.

Fue tan temeroso el momento, agregó, “que hasta el médico legista tuvo que sacar un arma de fuego, para defenderse. Yo lo vi todo, yo estaba ahí mismo”.

Declaró que vio a algunos haitianos disparar. “Tenían armas de fuego, cortas y largas. No querían que se llevaran el cadáver porque, supuestamente, cuando la policía se los lleva se pierden. Estaban esperando que llega- ra gente de la embajada, pero nunca llegaron allí”.

La periodista Yaniris Sánchez y el camarógrafo José Cruz, ambos al servicio de Telenoticias, canal 11, fueron heridos durante los incidentes.

A Cruz le dieron seis puntos en el ojo izquierdo por el impacto de una botella, tirada por grupos que estaban en los techos. Fue atendido en el hospital Luis E. Aybar (Morgan). Sánchez sufrió heridas traumáticas en el brazo izquierdo y en el cuello. Fue curada y despachada en el centro hospitalario de la UCE.

A pesar de las dificultades del momento, la joven periodista, que sufrió ataques de nervio, vómitos, y estuvo muy tensa, tuvo una actuación de valentía durante la cobertura de este suceso. Después de todo, herida y en una situación de peligro que había dejado atrás, regresó al lugar a continuar su trabajo. Encontró la solidaridad de colegas del oficio, como el caso de Xiomara Brito, del canal 5, que le ayudó en su caso.

Y Sánchez también relató un hecho extraño observado en medio del enfretantamiento con las autoridad. Dijo que cuando ellos fueron heridos, “muchos haitianos se veían felices, se reían; nos miraban, estaban sentados en las aceras”.

FUENTE