Loading...

Insulza OEA no quita gobiernosEl secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, insistió ayer que dadas las “profundas divisiones” en Venezuela lo único que puede hacer la organización es fomentar el diálogo y subrayó que la institución “no está para poner ni para sacar gobiernos”.

Tras una larga sesión del Consejo Permanente en la Organización de Estados Americanos (OEA) en la que se impidió intervenir por más de un minuto a la diputada opositora venezolana María Corina Machado, invitada por Panamá, Insulza subrayó las limitaciones del organismo para actuar en Venezuela dadas las divisiones entre países.

“Espero que todos entiendan que la OEA no puede hacer el trabajo que tiene que hacer la gente en su país, no está ni para poner ni para sacar gobiernos, por lo que lo que tiene que hacer es buscar espacios donde los países puedan dialogar”, dijo Insulza a periodistas al término de la sesión.

“Las divisiones persisten al interior del hemisferio respecto a este tema, y eso hace muy difícil cualquier acción. La OEA puede ser eficiente si todos los países miembros o la gran mayoría están de acuerdo en una determinada línea de conducta”, indicó.

Pero, agregó Insulza, “si existen las discusiones que existen hoy día, ni la OEA ni la Celac, ni la Unasur, ni ningún organismo pueden ser eficaces porque son organizaciones de Estados, no son supranacionales”.

De acuerdo con el titular de la organización hemisférica, “lo único que puede unificar la acción (de la OEA) es un llamado efectivo al diálogo”, algo que “es muy difícil, pero no existe otro camino”.

“No vamos a intervenir en Venezuela (…), porque los países miembros no quieren que se intervenga en Venezuela.

Y si los países miem- bros no quieren, no hay ninguna forma en la que la OEA pueda hacerlo. Yo me opondría, pero no voy a hacerlo cuando la gran mayoría de los países no quieren esa intervención”, zanjó.

“Silla prestada”  Preguntado por si hubiera preferido que Machado hubiera podido dar un discurso ante el Consejo Permanente, Insulza reconoció que “esta costumbre de los países de prestarle su silla a otros para que digan lo que les parezca nunca me ha gustado”.

Sin embargo, indicó que si “se había permitido siempre antes” que otros actores hablaran desde los asientos de los embajadores, “no sé por qué no se podía permitir ahora”. “No es que yo crea que es bueno, que debería simplemente hacerse una mesa de cuádruple tamaño para que hablara el que le dé la gana sobre lo que quisiera”, matizó.

“Esta famosa frase de que en la OEA están representados los Gobiernos y no los pueblos, a mí con democracia me parece una frase incorrecta, porque la única forma razonable en que los pueblos pueden manifestarse en democracia es a través de sus gobiernos”, insistió.

AYER TAMBIÉN HUBO MANIFESTACIONES         Las manifestaciones contra la gestión de Nicolás Maduro se mantuvieron ayer después de que los ánimos fueran avivados tras la detención de dos alcaldes opositores, aunque el interés del Gobierno de Venezuela y los dirigentes opositores se concentró en la sesión de la OEA.

El hecho de que el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos suprimiera ayer viernes el punto dedicado a la “situación de Venezuela” fue motivo de celebración para el Gobierno de Maduro, que calificó la medida como “una nueva victoria” contra “la extrema derecha” y las supuestas “maniobras de Panamá”.

Asimismo, se criticó que Panamá” haya designado como “Representante Alterno ante la OEA” a la legisladora María Corina Machado, “una diputada venezolana que lidera el intento de golpe de Estado contra la democracia venezolana”, según el Ejecutivo de Maduro.

Machado también celebró que al final de la sesión pudo intervenir en el seno de la OEA.

(fuente el listin diario)