Loading...

image

 

El mango es una fruta exótica, a la vez deliciosa y rica en beneficios para la salud, concretamente gracias a sus muchos nutrientes. Los beneficios para la salud del mango no son conocidos por la mayoría de las personas, que simplemente optan por esta fruta por su delicioso sabor.

Los mangos salvajes crecieron inicialmente en el Himalaya, unos 4000 años a.C. En aquellos tiempos, alrededor del 50% de los productos a base de mangos procedían de la India, y el 60% de los mangos de todo el mundo se cultivaban en India y el sureste de Asia. Hoy en día, esta fruta tropical se cultiva en América Central y del Sur, en África y en Arabia. Existen más de 1000 variedades diferentes de mangos en el mundo.

Además de ser una fruta exótica y deliciosa que se consume en verano –se trata de la fruta tropical más consumida en todo el mundo detrás del plátano, el mango presenta muchos beneficios para la salud, entre ellos, prevenir el cáncer.

Relación entre el mango y el cáncer

Los mangos son ricos en fenoles. Esta fruta contiene también muchas enzimas. Estos fenoles y enzimas son conocidas por reducir el riesgo de padecer un cáncer.

Esta fruta contiene también pectina, una fibra soluble; y si tenemos en cuenta que muchos estudios han demostrado que consumir mucha fibra soluble reduce el riesgo de formar células cancerígenas en el sistema gastrointestinal, no hacemos más que sumar beneficios para el mango.

100 gramos de mango aportan 46% de los aportes nutricionales recomendados al día en vitamina C. Esta vitamina es un antioxidante potente que es útil para proteger las células corporales de los desgastes de los radicales libres, lo que atenúa el riesgo de el Crecimiento  cancerigeno.

Los beneficios del lupeol

Otros estudios han demostrado que el lupeol presente en el mango y en otras frutas y verduras, posee propiedades anticancerígenas. Un estudio en concreto ha demostrado la eficacia del lupeol y del extracto de pulpa de mango para detener el crecimiento de células cancerígenas en la próstata.

Otro estudio ha demostrado que el lupeol es eficaz para exterminar las células cancerígenas pancreáticas, una forma de cáncer particularmente agresiva. El lupeol no solo ha demostrado que podía suprimir el crecimiento del tumor, sino que además debilitaba la invasión de células cancerígenas en la cabeza y en el cuello –incluida la nariz, la cavidad bucal y las glándulas salivares.

Fuente: Imujer