Nueva York- Las frías temperaturas no detuvieron a más de un millón de personas de todo el mundo que llegaron para celebrar el primer amanecer del 2015 en Times Square. En medio del espectáculo la policía logró un exitoso operativo de seguridad que permitió que el evento se realizara sin ningún problema. Aunque hubo un brote de protesta, no se registraron arrestos.

Los espectadores soportaron el frío, la aglomeración e incluso algunos podrían haber admitido estar locos por atreverse a llegar hasta Times Square en la víspera de Año Nuevo. Pero seguramente para todos los asistentes el sacrificio valía la pena.Muchos dijeron estar cumpliendo un sueño que tenían de pasar un Año Nuevo en la emblemática plaza de la Gran Manzana e incluso viajaron miles de millas para ver el espectáculo. Pero también muchos residentes de la ciudad llegaron hasta el corazón de Manhattan para disfrutar de quizás la celebración más importante del año.

 

La seguridad en Times Square fue muy estricta antes del evento. Una por una, todas las personas llegaron al lugar fueron revisadas en un proceso exhaustivo que tomó horas.

La gente que iba siendo revisada era empaquetada en un área restringida con vallas metálicas que se establecieron alrededor de Times Square. Una vez que una valla se llenaba, se cerraba y los oficiales procedían a llenar la siguiente, y así hasta que todo el mundo estaba en su lugar esperando por la caída de la bola.

Miles de agentes de policía de Nueva York, incluyendo todos los nuevos graduados de la academia, estaban en servicio en Times Square y en toda la ciudad.

“Estamos absolutamente preocupados por la seguridad de todos los presentes, incluidos los agentes de policía,” dijo el Jefe del Departamento de NYPD James O’Neill. “Vamos a estar patrullando la ciudad por aire, por mar, en tierra y el sistema de metro.”

Un portavoz de la policía de Nueva York había dicho que el departamento continuaba investigando todas las amenazas hechas contra la policía, incluidas las de los medios sociales que hacen referencia a posibles ataques de fin de año y contra los policías.

El comisionado de policía Bill Bratton dijo que la Unidad de Lucha contra el Terrorismono había identificado ninguna amenaza específica. Pero dijo que el departamento estaba listo para las protestas.

“Nos sentimos más que capaces de hacer frente para cuando ocurran”, dijo Bratton.

Bratton dijo que ninguna amenaza de violencia sería tolerada.

“Cualquier amenaza formulada contra mis oficiales va a ser tratada con mucha rapidez, de manera muy eficaz y no vamos a dejar que ninguno se salga con la suya”, dijo. “Créame.”

Los manifestantes se reunieron en Union Square, y más tarde se dirigieron hacia el norte por la Sexta Avenida de Times Square. Se quedaron en las aceras, y la policía les dio un volante advirtiéndoles de que podían ser detenidos por alteración del orden si no se comportaban.

Se estima que unos 70 manifestantes fueron vistos marchando. No hubo informes de arrestos o conducta desordenada la mañana del jueves.

FUENTE