El Chapo-Guzman-Narco-Mexico-Carcel-Fuga-Raccoon-Knows

México.- El narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán se encaminó a la entrada del túnel de 1.5 kilómetros que mandó a construir para su fuga y cortó el delgado brazalete que llevaba en una de las muñecas para su localización al interior del penal de “Alta Seguridad” del Altiplano, ubicado a hora y media de la capital mexicana.

No era una pulsera con localizador GPS como los que usan los presos con libertad condicional. El brazalete que usaba el escurridizo criminal era más sencillo, explicó en conferencia de prensa el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio porque “hoy por hoy la Comisión Nacional de Derechos Humanos no permite el uso de brazaletes dentro de las cárceles”.

Y para colmo de los males, agregó, por razones de derechos humanos, de respeto a la intimidad, la viodeovigilancia en el penal tenía dos puntos ciegos, uno de ellos, justamente en el área de regaderas por donde se escapó el líder del cártel de Sinaloa, de 58 años, aunque el resto del penal cumpliera con “todos los estándares internacionales”.

Setecientas cincuenta cámaras, puntos de revisión y módulos de aislamiento; bardas perimetrales, aduanas peatonales y vehiculares; torres de vigilancia internas y externas, además de 26 filtros entre puertas y controles.

“Sin embargo, no podemos omitir que para lograr su propósito, el hoy prófugo de la justicia, tuvo que haber contado con la complicidad de personal y/o funcionarios del Centro de Readaptación Social del Altiplano”, afirmó Osorio Chong. “Todo funcionario público federal, estatal o municipal que haya participado en estos hechos, será castigado. Caerán todos los involucrados en esta fuga”.

Hasta ahora, las autoridades informaron que fueron cesados tres funcionarios del sistema penitanciario: Valentín Cárdenas, director del Altiplano; Celina Oceguera, coordinadora de los Centros Federales de Readaptación Social y Juan Ingnacio Hernández, comisionado del Organo Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social.

En total, el ministerio público federal, ha tomado declaraciones de 34 personas que trabajan en el penal de los hechos; 17 de ellos, vecinos del área de celdas donde se encontraba “El Chapo” y en las próximas horas se interrogará a otras personas que no son servidores públicos.

El secretario de Gobernación dijo que ya se busca a través de la Interpol en 100 países con énfasis en Estados Unidos, Belice y Guatemala y apostó “por la inteligancia y la coordinación” así como en la denuncia ciudadana para la recaptura (por tercera ocasión) del capo de la droga.

La Procuraduría General de la República abrió la línea 01800 0085400 mientras Osorio Chong hizo un llamado a la CNDH a modificar sus reglamentos (que piden cierta intimidad en los penales) con el propósito de que se dé un trato distinto a delincuentes como El Chapo.