Cecilia Buchanan

SANTIAGO. La Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), a través de su Facultad de Ciencias de la Salud, propuso la creación del Instituto de Enfermedades Transmisibles por Vectores, para que contribuya a diseñar políticas de salud pública que mitiguen enfermedades como el dengue, malaria, chikungunya y el virus Zika.

Durante rueda de prensa, el Departamento de la Salud de la alta casa de estudios consideró que en el país no debe morir ni una sola persona a consecuencia del dengue y que es responsabilidad de todos y del Estado dominicano enfrentar esta enfermedad.

La licenciada Cecilia Buchanan, salubrista y profesora del Departamento de Medicina de la PUCMM, explicó que la propuesta surge ante la epidemia del dengue que azota al país y que ha cobrado unas cien vidas y que por eso la academia se ha visto obligada a tomar acciones concretas, porque cada muerte duele.

Indicó que ante esta situación no es tiempo de buscar culpables, sino de formar equipos que trabajen arduamente para evitar los efectos de estas enfermedades.

Precisó que las muertes por dengue reportadas en 2015 en República Dominicana es la más alta en Las Américas, lo que a su entender no tiene una explicación.

Soluciones

La licenciada Buchanan dijo que si eso sucede es porque la falla es sistemática y si es así, entonces también debe serlo la solución.

En ese sentido, sugirió a la población eliminar los mosquitos transmisores del dengue, evitando la acumulación de agua, usar repelentes, lavar, cepillar y tapar los tanques de agua.

Sostuvo que cuando la enfermedad se presenta se deben tener en cuenta tres factores, el paciente y sus cuidadores informales, el médico y el personal de apoyo, y los centros de atención.

Dijo que el paciente y sus cuidadores deben estar bien informados, y aprender a manejar la enfermedad con una guía para el hogar que oriente sobre qué hacer, cómo y cuándo.

En cuanto a los médicos, indicó que deben poder diferenciar el desarrollo de la enfermedad para aplicar las guías de manejo según ese estadio, sabiendo que en las primeras etapas lo principal es el seguimiento del paciente, mientras que los centros de atención deben evaluarse utilizando una lista de verificación que los oriente sobre los instrumentos, herramientas y recursos que deben proveer para el personal de salud.

Asimismo, consideró necesario que centros de salud públicos y privados colaboren con la notificación obligatoria de los casos probables de dengue, además de realizarse pruebas de laboratorio que corroboren los diagnósticos.

En el encuentro con la prensa participaron la doctora Mariana Moreno García, médica patóloga, decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la PUCMM, quien hizo la introducción; el doctor Fernando Rojas Mejía, consultor nacional de Salud; la doctora Zahira Quiñones, médica salubrista, y la doctora Ángela Matos Imbert, pediatra, entre otros.

FUENTE