Loading...

image

 

Miles de mujeres en el mundo sufren la hiperpilosidad o crecimiento anormal del vello. Si eres una de ellas, encontrarás una explicación sobre a qué se debe el exceso de vello en las mujeres en esta entrega.

El vello se forma en un folículo piloso que se sitúa a 4 mm por debajo de la piel. Aparece de manera abundante en ciertas zonas a partir de la pubertad. Una persona suele tener 4 millones de pelos. En los hombres, el vello se sitúa a nivel del torso, los brazos, y la cara, y en las mujeres a nivel de las axilas, y ligeramente en los brazos y las piernas.

Es probable que te preguntes “¿por qué tengo vello tan grueso y oscuro?” La explicación se encuentra en los andrógenos, unas hormonas masculinas que las mujeres secretan durante la pubertad; son éstos los que determinan el grosor y la pigmentación de los vellos. A mayor presencia de esta hormona en tu cuerpo, el vello potenciará sus características.

Niveles de hiperpilosidad

Conviene diferenciar entre hiperpilosidad y pilosidad abundante. La primera se caracteriza por la presencia anormal de vello denso en zonas como los muslos, el pecho o la cara. Si tienes mucho bello a nivel de los brazos o de las piernas, no hay que preocuparse, puesto que no está producido por los andrógenos.

En el campo de la medicina, existen apelaciones específicas para todos los problemas relacionados con la presencia de pelo:

-La hipertricosis concierne al vello abundante ocasionado por los genes.
-El hirsutismo designa a los vellos más duros presentes en zonas del cuerpo donde habitualmente son sólo los hombres los que los presentan.

Soluciones a la hiperpilosidad

Antes de que te catalogues como una mujer con hiperpilosidad y te resignes a seguir probando cuanto método de depilación nuevo surja, consulta con un médico dermatólogo. El profesional es quien puede determinar un tratamiento específico para tu condición luego de realizarte un diagnóstico basado en preguntas y antecedentes familiares.

Para combatir el exceso de vello existen medicamentos en forma de comprimidos que impiden la producción de andrógenos y regulan la pilosidad. Sin embargo, estos tratamientos son largos y deben ir asociados a otro tipo de técnicas.

Frente a la pilosidad facial, el mejor remedio es una crema a base de eflornitina: aplicada sobre las zonas afectadas, frena la aparición del vello y a largo plazo, reduce considerablemente la pilosidad.

Como una opción más económica, te conviene elegir la depilación con cera y la depiladora eléctrica, puesto que consiguen arrancar el vello a nivel del bulbo y ralentizan su crecimiento. Pero para una depilación definitiva, lo más aconsejable es el láser, porque ofrece unos resultados impecables.

No te resignes a sentirte como la mujer más velluda del mundo, consulta con un médico dermatólogo para encontrar juntos una solución a la hiperpilosidad.

Fuente: Imujer