Loading...

descargaLa jueza del Distrito Sur de Nueva York, Kimba Wodd, ordenó ayer la libertad de Quirino Ernesto Paulino Castillo, tras haber cumplido 10 años de prisión por narcotráfico internacional y lavado de activos. La información fue confirmada hoy vía telefónica por su abogado Freddy Castillo, quien dijo que cercano a este mediodía no se había ejecutado la orden de libertad y que no se sabía si iba a ser repatriado hacia República Dominicana o si se iba a quedar en Estados Unidos. “Fue ordenada su libertad en base al tiempo, claro está, que ya tenía privado de ella; o sea que hay una sanción de todo modo”, dijo Castillo.

El abogado sostuvo que la magistrada Wodd tomó la decisión en base al acuerdo que Paulino Castillo hizo con la Fiscalía del Estado de Nueva York. Cercano al mediodía no se había ejecutado la orden de libertad, en razón de los tramites legales, y no se sabía a ciencia cierta la hora en que abandonaría la cárcel, dijo Castillo. Asimismo, dijo desconocer si su defendido se iba a quedar en Estados Unidos junto a su familia, la cual viajó a esa nación tras el acuerdo que Quirino hizo con la Fiscalía de Nueva York.

“A nosotros lo que nos importa es que él regrese; como llegue, ya eso es otra cosa”, manifestó Castillo. Paulino Castillo fue apresado el 19 de diciembre de 2004 por agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas y de la de la DEA, al ser interceptado un cargamento de mil 300 kilos de cocaína en la autopista Duarte próximo a Los Alcarrizos. En marzo de 2005 fue extraditado a Estados Unidos mediante sentencia de la Suprema Corte de Justicia, presidida el doctor Jorge Subero Isa.

Su extradición se produjo luego de que la Fiscalía del Distrito Nacional renunciara a los cargos impuestos en contra del detenido. Tras un acuerdo, juntamente con las autoridades de los Estados Unidos, sus bienes fueron incautados y una parte entregada a la justicia norteamericana. Como parte del acuerdo, su familia viajó a los Estados Unidos, a cambio de su “cooperación”.

El acuerdo

Mediante el acuerdo, Paulino Castillo prometió cooperar con los investigadores, entregó parte de sus bienes de manera voluntaria a cambio de que las autoridades dominicanas archivaran los expedientes de su familia, entre ellos el de su esposa, madre y hermanos. El acuerdo fue validado por los jueces de la Primera Sala del Distrito Nacional, quienes ordenaron el archivo de los expedientes.

UN APUNTE

Su retorno

De ser repatriado no podría ser juzgado en el país, en razón de que las autoridades dominicanas renunciaron al expediente para darle paso al proceso de extradición hacia los Estados Unidos, en donde tenía la acusación principal.

(fuente el nacional)