Loading...

image

 

La terapia craneosacral en el embarazo aporta muchos beneficios, entre ellos tranquilidad y alivio. Buscar diferentes técnicas naturales que nos ayuden durante ésta hermosa e inolvidable etapa de la vida nos proporcionará beneficios añadidos a cualquier otra disciplina o actividad que podamos practicar.

Qué ofrece una sesión de terapia craneosacral

Favorece el vínculo y la conexión entre la madre y el bebé antes de su nacimiento, equilibrando el cuerpo físico y energético.

Es ideal para prevenir y aliviar estados de ansiedad y también para trascender posibles traumas emocionales o físicos que se hayan podido vivenciar en el pasado.

El terapeuta que proporciona la terapia craneosacral también contribuye resolviendo inquietudes de la embarazada además de trabajar con técnicas que luego resultarán muy favorables para que el bebé se posicione en el canal de parto.

Qué encuentras en una sesión de terapia craneosacral

Es como si una vez a la semana o de acuerdo a la frecuencia con las que asistas, llegaras a una especie de refugio seguro en el que te sientes muy confortable dentro de un ambiente lleno de cojines para que estés cómoda y puedas hablar con el terapeuta acerca de preocupaciones, miedos, planes, emociones que te encuentres experimentando y otras cuestiones relativas al embarazo y al parto.

Es un espacio privado, único, dedicado a ti y a tu bebé y según la terapia craneosacral, lo que tú ahora en éste estado experimentes, será lo que también reciba el bebé, por medio de sensaciones y emociones.
Por eso, el hecho de que la futura mamá sienta que tiene un sitio en donde la atención es dirigida solo a ella, en un entorno que le brinda confianza y armonía, es muy positivo tanto durante el embarazo como luego de éste.

Cuando la mujer entra en la etapa post-parto, contar con sesiones de terapia craneosacral hará que te recuperes más rápido, no solo psicológicamente hablando, sino también en lo que se refiere al cansancio físico que surge luego del parto.

Te ayudará también a fortalecer los músculos pélvicos y la columna vertebral, a regenerar la piel y a acelerar el proceso de cicatrización en caso de que te hayan practicado una cesárea.

Por otra parte, el terapeuta te dará consejos acerca de cómo hacer para recuperarte más rápido y en relación a lo que es conveniente que tengas en cuenta para sentirte bien y con suficiente energía una vez que tu bebé haya nacido.

Fuente: Imujer