El equipo de King’s College London descubrió que se correlacionan con los niveles de gravedad de la infección y con la probabilidad de que un paciente necesite ayuda para respirar, como oxígeno o tratamiento con ventilador, si son hospitalizados.

Asimismo, los especialistas británicos han dicho que los seis tipos de COVID-19, se asocian con la probabilidad de que un paciente sea hospitalizado.

El estudio, publicado en internet el 16 de junio pero que todavía no ha sido revisado por expertos independientes, describió los siguientes:

1- Gripe sin fiebre: dolor de cabeza, pérdida del olfato, dolores musculares, tos, dolor de garganta, dolor en el pecho, sin fiebre.

2- Gripe con fiebre: dolor de cabeza, pérdida de olfato, tos, dolor de garganta, ronquera, fiebre, pérdida de apetito.

3- Gastrointestinales: dolor de cabeza, pérdida de olfato, pérdida de apetito, diarrea, dolor de garganta, dolor en el pecho, sin tos.

4- Nivel uno severo, fatiga: dolor de cabeza, pérdida del olfato, tos, fiebre, ronquera, dolor en el pecho, fatiga.

5- Nivel dos severo, confusión: dolor de cabeza, pérdida de olfato, pérdida de apetito, tos, fiebre, ronquera, dolor de garganta, dolor de pecho, fatiga, confusión, dolor muscular.

6- Nivel tres grave, abdominal y respiratorio: dolor de cabeza, pérdida de olfato, pérdida de apetito, tos, fiebre, ronquera, dolor de garganta, dolor de pecho, fatiga, confusión, dolor muscular, falta de aliento, diarrea, dolor abdominal.

Los pacientes con síntomas de los grupos 4,5 y 6 tenían más probabilidades de ser ingresados ​​en el hospital y más probabilidades de necesitar asistencia respiratoria, dijeron los investigadores.

Los hallazgos podrían ayudar a los médicos a predecir qué pacientes con Covid-19 son más vulnerables y es probable que necesiten atención hospitalaria en futuras oleadas de la epidemia.

“Si puede predecir quiénes son estas personas en el quinto día, tienes tiempo para brindarles apoyo y hacer intervenciones tempranas, como monitorear los niveles de oxígeno y azúcar en la sangre, y asegurarse de que estén hidratados adecuadamente”, señaló Claire Steves, una de las doctoras que ha dirigido el estudio.

Fuente