Loading...

image

 

Nos gusta cuidarnos y lucir hermosas como a cualquier mujer. De hecho, nos limpiamos la cara, usamos cremas y maquillaje para resaltar nuestros mejores atributos y ocultar los fallos. Pero, ¿realmente conoces las propiedades y los usos de las cremas que usas?

En muchas ocasiones, nos dejamos aconsejar por otras a la hora de la compra de cremas, pero ¡es un terrible error! Cada mujer debe conocer su propia piel y usar cremas adecuadas a ella. Dentro de las propiedades que busquemos, por supuesto que podemos variar de marcas, pero siempre teniendo en cuenta qué es lo que necesita nuestra piel.

Cremas hidratantes

¿Para qué se usan las cremas hidratantes? Pues exactamente para hidratar, es decir, para aportarle a la piel los componentes y el agua que esta necesite para recuperar las pérdidas y sanar los daños provocados por los factores medio ambientales a nuestra piel.

Debemos aplicarla siempre de día, y procura que tenga factor solar, sino debes aplicarte un factor solar siempre primero, y una vez absorbido ponerte la hidratante. Al usarla de día, hidratas y a la vez proteges mejor la piel del exterior.

Ten en cuenta que cada tipo de piel necesita una crema hidratante diferente, es decir, por ejemplo las pieles grasas necesitarán una crema que sea a la vez hidratante y astringente, de tal modo que la piel luzca perfecta, pero sin que le produzca más grasa ni brillos.

Cremas nutritivas

Las cremas nutritivas son muy ricas en componentes que la piel necesita, sobre todo de lípidos. Estas cremas son usadas erróneamente como hidratantes, pero lo cierto es que son recomendadas únicamente para pieles secas y/o maduras, pues si una piel grasa la usa, se arriesga a que el problema vaya a más.

Las cremas nutritivas deben aplicarse por la noche, ya que es cuando la piel está más receptiva, por lo que la absorción será mayor y la piel se encontrará perfecta al despertar.

Ten en cuenta que algunos tipos de pieles secas, por usar durante muchos días seguidos estos tipos de cremas suelen tener un cambio en la piel y encontrársela más grasa, por lo que es recomendable dejarla durante un tiempo. Lo mejor es aplicarla de vez en cuando como aporte nutritivo, pero no ponérsela rutinariamente todos los días.

Fuente: Imujer