Loading...

image

 

El acné es una de esas dolencias de la piel que a veces aparecen y no sabemos cómo deshacernos de ella. Aunque la genética y la etapa de la vida por la que estemos pasando se convierten en algo fundamental para entender el porqué de su aparición, la verdad es que la alimentación, la exposición a la contaminación y otros factores, así como el ritmo de vida influyen también en él. Pero hoy vamos a buscar combatirlo con las mejores vitaminas.

Vitaminas contra el acné

Vitamina A: Es una de las más recomendadas por los especialistas. De hecho, es habitual encontrarla en los tratamientos que compramos para curar el acné. En este caso, todo se explica por el retinol, que ayuda a las células a recuperarse y al mismo tiempo facilita la limpieza de poros.

Vitamina B: Casi todas las vitaminas de este grupo tienen componentes que hacen que se reduzca el estrés en nuestro organismo. Con ello conseguimos que el acné que aparece por causas psicológicas desaparezca naturalmente.

Vitamina C: Contiene muchos de los antioxidantes que nuestro cuerpo necesita para funcionar bien. En el caso del acné, se utiliza precisamente para lograr que las células se regeneren y sobre todo, para evitar su reaparición.

Vitamina E: Es una de las más utilizadas en tratamientos de la piel. En este caso concreto, es además importante porque ayuda a luchar contra los radicales libres que le afectan directamente y que provocan otras dolencias en ella.

Minerales que también ayudan

Zinc: Es quizás el preferido en el mundo de la cosmética para luchar contra el acné. Sus propiedades bacteriológicas hacen que disminuya notablemente en las primeras aplicaciones y su uso constante reduce al mínimo la posibilidad de que aparezca.
Cromo: Usado también en otro tipo de aplicaciones cutáneas, al igual que el zinc, es capaz de eliminar infecciones y bacterias en nuestra piel. Es menos habitual que el anterior, pero igual de efectivo.

Fuente: Imujer