Loading...

image

 

La diva está completamente feliz con sus tonificadas curvas…
A estas alturas, no resulta ningún secreto que Jennifer Lopez se siente muy orgullosa del voluptuoso trasero que le convirtió en una estrella a nivel internacional en sus inicios.

Así que no resulta extraño que, ahora que es una artista consagrada, se permita el lujo de prescindir de los retoques digitales en sus múltiples portadas de revista, en gran parte porque no quiere esconder las curvas latinas con las que tan feliz se siente… Y que prometen hacernos delirar en su nuevo videoclip, Booty.

“Intento retocar lo mínimo posible las fotografías porque quiero que resulten reales. Creo que es algo positivo porque si más tarde sale a la luz el original no sería un shock tan grande”, confesó la diva del Bronx a su paso por el programa Today, donde recordó una vez más la importancia que aún tiene en su vida diaria sus raíces puertorriqueñas: “Es algo que llevo conmigo donde quiera que vaya”.

Pero a diferencia de algunas de sus compañeras de profesión, Jennifer no intenta esconder el duro trabajo que le cuesta mantener su envidiada silueta a sus 45 años siendo una madre trabajadora que debe ocuparse de sus mellizos Max y Emme, de seis años, pese a lo cual intenta reservar tiempo para el deporte que, junto a esporádicas dietas veganas, le ayuda a perder “esos kilos de más”.

“Lo único que funciona es entrenar, tienes que moverte. A nadie le gusta, todos lo odiamos porque es lo peor. Pero cuando has acabado te sientes mucho mejor. En mi caso, hago circuitos de entrenamiento, nada demasiado alocado. Suelo hacer 20 o 30 minutos de cardio y después algo de trabajo muscular”, concluyó.

Fuente: E! News