Loading...

image
La cantante habló de todo y no se guardó nada.
Jennifer López se ve de lo más sexy en la portada de Billboard del 221 de junio.

La cantante de 44 años muestra su escultural silueta luciendo un leotardo color cereza de Alaia. Lo complementó con joyas de Julieri y tacones de Christian Louboutin.

Además, J.Lo tenía mucho para decir: “Las cosas han cambiado tanto para mí”, aseguró la diva en la entrevista que se efectuó antes de su ruptura con Casper Smart. “Tuve que buscar dentro de mi alma y me di cuenta de muchas cosas sobre el amor y ahora siento que estoy en un lugar en el que estoy más fuerte y creo que mejor”, agregó.

Esos temas fueron explorados en el nuevo disco de López, A.K.A disponible en tiendas y para descargar el 17 de junio.

“Siempre he tratado de evitar abrazar todas estas distintas facetas de mí como persona y artista, pero esta vez dije: ‘soy todas estas cosas’, ‘puedo ser ridícula, puedo reírme de mí misma, pero también ser muy seria e introspectiva en otros momentos’. Creo que la gente tiene muchas facetas y no sólo una. Somos mucho más coloridos que eso”, explicó.

En términos de su carrera, la juez de American Idol dice: “No siento que tengo más nada que probar ahora”.

Si va a ser comparada con alguien en la industria, ella preferiría que fuera en relación con iconos establecidos como Cher y Tina Turner. “Toda esa gente que vino una generación antes que la nuestra y que nos mostró que no tienes como joven mujer, una fecha de vencimiento. Puedes continuar y puedes hacer lo que quieras en tus 60 y 70 años y puedes ser poderosa y vulnerable y ser humana. Y creo que estamos continuando con ese legado. Me gusta pensar que soy parte de una generación que continúa con ese legado”.

Mientras López no tiene una voz asombrosa como la de Mariah Carey o Adele, está “conforme” con sus talentos. “Nunca me paro allí para demostrar al mundo que podría hacerlo mejor. En las giras ganas mucho cuando sales cada noche y cantas y te sientes bien, incluso cuando estás ronca. Eso me hizo querer volver al estudio sin esa jaula que me había puesto a mí misma. Una vez que dejé salir a la bestia, pude hacer cosas que no sabía que podía hacer”.

¿Y qué le depara el futuro a la cantante de I Luh Ya Papi?

“No sé qué voy a estar haciendo en los próximos seis meses. Realmente no lo sé. Y eso está bien para mí porque lo que va a pasar, pasará y debería pasar. Y estoy bien con eso, puedo aceptarlo”, responde.

Fuente: E! Online

image

image