Kanye West-Kim Kardashian-Raccoonknows.jpg

 

Kanye West ya ha vuelto a su ajetreada vida, tras su internamiento en un hospital hace un mes, y esto ha provocado el enfado de su esposa Kim Kardashian, según ha podido saber People.

“Se supone que Kanye debe descansar y enfocarse en su salud mental”, dijo una fuente. “En cambio, ha tenido una semana muy ocupada y ya no descansa”.

Días después de que Kanye asistiera a una exhibición de muebles en una un local de West Hollywood, en Los Ángeles, donde el cantante lució el pelo teñido de platino, West salió de incógnito el viernes con sus amigos a dar una vuelta en bicicleta.

Todo esto no ha hecho más que aumentar las especulaciones de problemas entre la pareja.

“Kim sigue negando que se vayan a divorciar, pero las cosas no están bien entre Kanye y ella”, aseguró una fuente cercana a la pareja a People en exclusiva, quien añadió que la pareja ha pasado muy poco tiempo juntos desde que West fuera dado de alta.

Recientemente, una fuente confirmó que la pareja vivi actualmente separados por motivos médicos. El mismo confidente aseguró en su momento que Kanye “está recibiendo cuidados fuera del hospital por un equipo médico. Kim sigue preocupada pero le apoya”.

No se sabe cuanto tiempo necesitará tratamiento West.

Fuente